14 jun. 2024

“Cuando aparecía la luna llena yo sentía mucha ira dentro de mí”

Joven de Salto del Guairá asegura haber sido liberado del espíritu del Luisón. Contó que cuando era adolescente fue testigo del juego de la ouija en un cementerio.

Liberación

Edison asegura que hoy es un hombre libre y feliz.

Captura de pantalla

Cuando le impusieron las manos, cayó al suelo y comenzó a temblar. En un momento dado le ordenan que se rasgue la remera. Al más puro estilo de la película Hulk, Edison López Maciel responde al pedido y con rabia rompe la prenda. “Lo último que me acuerdo es que la oscuridad me nubló y no me di cuenta que ya estaba en el suelo”, relató a EXTRA el joven que protagonizó un impresionante video.

La filmación lo alzó en su cuenta de youtube el llamado apóstol José Duarte. Explicó que se trató de un episodio ocurrido durante una Cruzada en Salto del Guairá, Canindeyú, donde liberó al joven del espíritu del Luisón. Edison recordó cómo una simple travesura cambió su vida y no lo dejaba vivir en paz.

“Fue en mi adolescencia, cuando yo estaba en el colegio, hubo una moda acá en Salto del Guairá que los muchachos jugaban mucho a la ouija y yo era de esos muchachos callados y me quedaba en la esquina escuchando mi música, pero yo me juntaba con mis amigos. Una noche se fueron ellos al cementerio a jugar eso, yo estaba con ellos, pero no jugué solo me acosté sobre una tumba y como siempre estaba escuchando mi música del estilo metal y desde ese día creo que se abrió un portal y el espíritu entró en mí”, relató.

Vida díficil

Edison soñaba con perros negros que corrían por el bosque, no estaba bien consigo mismo, pero no sabía qué era lo que le pasaba. “Nunca sentí eso de haberme ido en el cementerio o de amanecer por esos lugares. Pero cuando aparecía la luna llena yo sentía mucha ira dentro de mí. Sentía rabia y ya me encerraba. Mi esposa me preguntaba, qué me pasaba pero yo no sabía responder”, mencionó. Tras participar de la cruzada, aseguró que finalmente aquel espíritu que estuvo en él durante 17 años se fue. “Ahora me siento en paz, estoy tranquilo, me siento más feliz, siento que Cristo me liberó”, finalizó.

FUERTE MANIFESTACION DE LUISON | Apostol Jose Duarte