Actualidad

Crimen en Capiatá: "Hace un mes cambió totalmente, comenzó a drogarse y a tomar"

Desde España, habló la mamá de los niños asesinados y dijo que el uniformado ya hablaba de suicidarse, pero nunca de matar a su familia.

Beatriz Romero (22), estaba en una llamada simultánea con su suegra, que también está en España y con su pareja, el policía Isidro Casco Salinas, en la madrugada de hoy. El hombre le reprochaba a Beatriz que es ella la que no deja venir a su mamá a Paraguay, a lo que ella le explicó que actualmente no hay vuelos, pero que estaban viendo la posibilidad de venir el 28 de este mes.

Posteriormente, Beatriz notó que sus patrones ya se levantaron, por lo que cortó la llamada y mientras se ocupaba de los quehaceres, su suegra le volvió a llamar. “Ella me dice que escuchó que alguien pedía auxilio y que parece que era mi mamá. También me dijo que él le mostró el cuerpo de nuestra hija, pero que no vio nada porque era oscuro”, dijo la joven mamá a Monumental 1080 AM.

La madre aclaró que cuando ella vivía con él, nunca fue violento, sí hubo discusiones de parejas, pero que no pasaron a mayores. “Lo que me dí cuenta es que desde hace un mes él cambió totalmente, comenzaba a drogarse y a tomar más que antes. Él me llamaba y me decía que se estaba drogando, yo le decía que no haga eso, que pronto ya voy a regresar para estar todos en familia”, contó.

Pero el uniformado pasaba por un cuadro depresivo y no escuchaba razones. “Ya no se quería ir a ver a sus hijos, decía que le hacía mal ir y no verme a mí. Ayer le había llamado para que vaya a llevar pañal y que le dé plata a mis padres, me dijo que estaba tomando, entonces le dije que yo no quiero que llegue borracho para ver a sus hijos y me dijo 'bueno'”, manifestó la mujer.

El policía comenzaba a alucinar, “decía que todos lo miraban raro, que sus compañeros de trabajo se burlaban de él y que no se alegraba más en su casa, ni en su trabajo, que quería suicidarse, siempre decía eso y que yo iba a quedarme para cuidar de nuestros hijos, pero nunca indicó que quería matar a mi familia y a nuestros hijos”, indicó.

Beatriz también contó que Isidro le había comentado que cuando era chico sufrió mucho porque su mamá lo abandonó muy joven, que en la escuela sufría bullying.

La joven mamá aseguró que ellos seguían siendo pareja. Hace 8 meses viajó a España para ofrecer un mejor futuro a sus hijos y su suegra, que ya estaba en el viejo continente, la ayudó para conseguir trabajo, en una casa de familia.

Dejá tu comentario