17 jun. 2024

Con picana eléctrica, motochorra le obligó a vaciar su caja

Ladronas atacaron farmacia en Oviedo. La activaba todo el tiempo para asustarla, contó víctima.

motochorras.jpg

Las ladronas llegaron a bordo de una moto.

El sonido de la picana eléctrica dejó a Liz Centurión aterrada. Eran las 14:40 del pasado jueves, cuando entraron dos ladronas a la farmacia Nina, donde labura. Una de ellas la tenía en mano y lo primero que hizo, fue activarla.

“En todo momento prendía su picana, cuando abrí la caja, vi su cuchillo”, relató la empleada de una farmacia en el barrio San Miguel de Coronel Oviedo.

Cuando la chica entró, como ella estaba en el fondo haciendo algunas cosas, no miró hacia el frente, porque a esa hora siempre llega al sitio el hijo de su patrona.

Eran dos

“Si me mirás, pobre de vos”, le dijo la asaltante y le ordenó juntar todo el dinero para que ella lleve. Luego, agarró el celular de la empleada y salió.

La desconocida estaba vestida con una campera con capucha, toda de negro y con tapabocas. Todo el asaltó duró menos de un minuto, donde se llevaron G. 800.000 y su celular.

Recién cuando salió la delincuente, ella pilló que había otra. “Por la cámara nomás le vi”, manifestó.

Antes de rajar, la desconocida advirtió de nuevo: “Pobre de vos si le contás a alguien”, le dijo. “Cuando se fueron, me pegué un llanto”, afirmó la víctima.

¿Travestis?

El oficial inspector David Torres, jefe de la comisaría 22 que intervino en el hecho, manifestó que es la primera vez que en su zona ocurre un robo donde las dos ladronas en moto son mujeres.

No obstante, indicó que no se descarta, de todas formas, que sean hombres travestidos. “Se puede presumir porque hay muchos por acá”, apuntó el agente.

Segunda vez que les visitan

La empleada comentó que es la segunda vez que la farmacia recibe la visita de ladrones en este año. La primera fue en enero pasado,

cuando entraron de madrugada y llevaron algunos productos, celulares para recarga, un peluche y unos juguetitos que estaban exhibidos.