Extra

Actualidad

Caso Burgos: "Ya me fui a Tacumbú; si me vuelvo a ir, che rojukata"

La expareja denunció que el jugador le amenazó. Sin embargo, la actual novia niega esta versión y dice que la doña fue quien actuó con violencia.

La expareja del jugador Rodrigo Burgos, Lucía Aguilera, habló con Noticias Paraguay y contó la versión de los hechos ocurridos el domingo último, en Itacurubí.

“La chica de Rodrigo le empuja y mi mamá vuelve a caer. Mi hermana estaba filmando el hecho y dejó de filmar. Los dos me agarraban del cabello, tirando mis manotazos para defenderme. Él me mira a la cara, ‘ya me fui a Tacumbú; si me vuelvo a ir, che rojukata’, me dijo con un odio inmenso. Y tomé la decisión de hacer la denuncia nuevamente”, expresó Aguilera.

Agregó que Burgos llegó en estado etílico a las 21:00 “queriendo ver a sus hijas”. “¿Por qué no esperó a estar bien? Yo nunca le negué que viera a sus hijas. Sí, temo por mi vida. No quiero ser una más de las estadísticas”, dijo la expareja del futbolista.

Versión de la novia

La actual novia de Burgos, Ruth Zárate, declaró totalmente lo contrario, pero sí admitió que tuvo que golpear a Aguilera.

“Ella se dio cuenta seguramente que yo estaba, se abalanzó con todo, parecía una bestia. Golpeó mi vidrio (del auto), me bajé. Nos pegamos. Nos agarramos del cabello. La hermana, Soledad Aguilera, saca su celular y filma diciendo que Rodrigo estaba golpeando, pero no me filmó a mí. En realidad él estaba quitando mi mano de su cabeza. Vino la mamá y me quitaba el shorcito. Me arañó todo. El en ningún momento él le pegó”, aseguró.

Dejá tu comentario