04 mar. 2024

Borracho intentó matar a ladrillazos a su concubina

La mujer escapó, fue auxiliada por vecinos al hospital General. Dada de alta regresó y su pareja la esperaba afuera con un cuchillo.

violento.jpg

Mario Luis Godoy Alvarenga, detenido.

Cuatro meses de horror soportó una chica de 33 años la convivencia con su pareja, un hombre de 40 años, que la sometía a brutales episodios de violencia. El último casi acabó con su vida el lunes.

Al terminar su jornada laboral, Mario Luis Godoy Alvarenga detuvo su viaje a casa para compartir algunos tragos con amigos y cuando llegó hasta la vivienda situada en la villa San Expedito de la compañía Maramburé de Luque, propiedad de la mujer, a eso de las 23:30, ya estaba completamente borracho.

En el lugar, la dueña de casa estaba en compañía de un tal Emilio, que algunos minutos antes de la llegada de su concubino se acercó para preguntar por él, pero al verlo en el sitio, Mario empezó a maltratar a su pareja, cegado por los celos.

El desconocido se retiró y el verdadero infierno comenzó para la chica.

El ataque comenzó con una bofetada que la lanzó contra la pared, la caída le provocó golpes en la espalda y cadera, pese a eso, la víctima logró incorporarse y corrió del dormitorio hacia afuera. Mario le siguió y agarró un ladrillo hueco que encontró en su camino. Cuando logró alcanzarle le atacó golpeándole varias veces en la cara y cabeza, mientras la insultaba sin parar, la amenazaba con acabar con su vida y quemar la casa.

La chica tomó fuerzas de donde ya no tenía y se escurrió del hombre, corrió hacia la calle para pedir socorro a su vecina y se desmayó, perdiendo el conocimiento.

Cuando despertó habían pasado varias horas y ella estaba ya internada en el Hospital General de Luque, hasta donde la auxiliaron los vecinos, con varios puntos en la cabeza y frente. El ataque le produjo además lesiones severas en el ojo izquierdo y en varias partes del cuerpo.

El martes 24 de octubre de 2023 fue dada de alta cerca del mediodía y decidió regresar a su casa, lo que no sabía era que allí estaba Mario, esperándola afuera con un cuchillo en mano.

Para fortuna de la víctima, los vecinos notaron su presencia y llamaron a la policía.

Un vecino la protegió y Mario huyó hasta la casa de su hermana, donde llegaron efectivos de la Comisaria 60ª de Maramburé, para detenerlo. La causa fue informada al fiscal Silvio Alegre, quien ayer en horas de la tarde lo imputó por tentativa de feminicidio y pidió al Juzgado Penal de Garantías que vaya preso.