22 abr. 2024

Beba muere por probable picadura de un ñandupe

Estaba internada en UTI del hospital de CDE. Primero dijeron que tenía gripe y luego que fue una araña.

20240304-006materialA,ph01_10839_50763842.jpg

El papá de la menor de edad dijo que la pequeña no tenía ninguna enfermedad de base y hasta ahora no comprende qué fue lo que realmente pasó.

Foto ilustrativa

Comenzó con una leve fiebre que poco a poco fue empeorando.

Al día siguiente, el miércoles último, la pequeña de 1 año 7 meses, oriunda de Minga Guazú (Alto Paraná) fue llevada por sus padres hasta un sanatorio privado de la zona, donde le dijeron que solo tenía “una gripekue” y que pronto le pasaría.

Murió a las 4:00 de ayer y la sepultaron a las 11:00

Le recetaron paracetamol y un jarabe antigripal, y la mandaron a casa, según contó a EXTRA su padre, Reinaldo Bustamante, de 36 años.

Sin embargo, dos días después falleció a raíz de una fascitis necrotizante, una infección rara también conocida por “enfermedad devoradora de carne” o “bacteria carnívora”, que suele producirse tras una lesión. Se presume que fue a causa de la picadura de una araña.

Reinaldo mencionó que su pequeña tenía un pequeño bulto en el cuello, algo parecido a un grano.

Como no le bajaba la fiebre, el jueves la llevaron hasta el Hospital Regional de Ciudad del Este.

“Esa tarde su cara y cuello se le hincharon completamente. Le pusieron suero, pero no le dieron orden para que se le haga algún tipo de estudio. Mi hija lloró muchísimo, hendy la situación y solo le pusieron calmante y le tuvieron así”, detalló el papá.

Reinaldo contó que recién el viernes le dieron una orden de ecografía.

“Hicimos (la ecografía) en un sanatorio privado, no me dijeron lo que tenía, lo único que me dijeron es que era ponzoñoso y muy avanzado ‘para mí que es un ñandupe, eso nomás tiene que ser’, me dijo el doctor”, contó.

Listos los resultados, la llevaron nuevamente hasta el Hospital de Ciudad del Este, donde fue ingresada directamente a terapia intensiva.

“Ahí ya se le puso azulado el cuello. El sábado el doctor me dijo que ya no sabía qué hacer porque creció mucho la situación (el cuello)”.

El profesional le manifestó a Reinaldo que la única solución, pero no efectiva, porque probablemente no aguantaría, era operar a la niña. Sin embargo, el papá no aceptó. “Nadie sabe qué fue lo que pasó realmente, se dijo que tenía gripe, luego otra cosa, no es claro para mí. Solo me dicen que podría ser que fue una araña”, apuntó.