Actualidad

"Batalla de proyectores" entre manifestantes frente a la Catedral de Asunción

Unos pedían justicia para Alexa, otros solo no querían que se toque el edificio. #LaCatedralNoSeToca se convirtió en tendencia, tras pintata contra la Iglesia.

Históricamente la gente copaba los alrededores de la Catedral Metropolitana los 15 de agosto. Este año la explanada tampoco estuvo vacía pese a la ausencia de celebraciones masivas, ya que un grupo de católicos y otro de manifestantes se encontraron frente a frente.

El edificio inaugurado en 1845 se convirtió en el espacio de disputa” en el día de Nuestra Señora de la Asunción.

Luego de la absolución del cura Silvestre Olmedo en el juicio por acoso sexual a la joven Alexa, el lunes pasado, feministas ya habían proyectado mensajes por la fachada principal cuestionando la decisión de los jueces, quienes consideraron que un manoseo “no era suficiente”.

Jóvenes “provida” les copiaron el sábado y también usaron la catedral como pantalla gigante para mostrar mensajes como “Viva Cristo Rey” y “Aquí está Cristo, no el tribunal”.

Hubo un momento en que se iba a volver a protestar de esa manera contra Silvestre Olmedo, pero los que estaban en la explanada trataban de tapar la imagen encimándole otra. Fue una pequeña batalla de proyectores.

Embed

Separados por vallas de seguridad, ambos bandos se estuvieron provocando por un buen rato, cada quien con sus carteles, banderas, megáfonos y cánticos.

Embed

Lo que más molestó a los creyentes presentes fue que alguien escribió con aerosol “Iglesia=Muerte” y "curas violadores" al costado del templo. Por eso desde ayer a la tarde empezaron a utilizar el hashtag #LaCatedralNoSeToca, alegando que dañar un patrimonio histórico es delito.

De alguna manera, también asociaron las protestas antiacoso con el aborto, y crearon el hashtag #NiAcosoNiAborto. Por medio de un comunicado, el grupo Jóvenes Provida manifestaron: "Estamos en contra del actuar del Sacerdote Olmedo, pero también de la utilización de dicho caso para la promoción de la agenda ideológica progresista. La Iglesia Católica va mucho más allá de unos cuantos degenerados".

Dejá tu comentario