Actualidad

Armada negó violación de soberanía argentina

Mediante un comunicado de prensa, la Armada Paraguaya aclaró que tuvo que intervenir en un torneo argentino de pesca porque se realizaba en aguas paraguayas y no cumplía las leyes.

Luego del incidente que se registró el sábado entre personal de la Prefectura Naval de Ayolas y pescadores argentinos, la Armada emitió un comunicado de prensa en el que explicó que el torneo de pesca de costa con devolución que se realizaba en aguas paraguayas incumplía las normas.

El concurso fue organizado por el municipio de San Antonio, de Argentina, y el documento asegura que tenían permiso de la Seam. Indicaron que el evento pesquero tenía algunas condiciones: se debía realizar fuera de los 3.000 metros aguas arriba y abajo del vertedero central de la Central Hidroeléctrica Yacyretá (CHY).

Si bien la isla Apipe se encuentra bajo soberanía argentina, esta zona se encuentra rodeada de aguas paraguayas, razón por la cual los organizadores solicitaron el apoyo y seguridad de la Prefectura Naval de Ayolas.

El sábado, los agentes asignados al control y seguridad del torneo comprobaron que el mismo se estaba realizando a 1.800 metros del vertedero central de Yacyretá, incumpliendo las indicaciones de la Seam. Tampoco se estaba cumpliendo en devolver las presas capturadas al agua. Mencionaron que se pudo corroborar que los pescadores faenaban los peces capturados y no los liberaban.

A raíz de esto, el personal encabezado por el capitán de Corbeta DEM Milciades Coronel González se hizo presentes en el sitio y, a través de megáfonos, se dirigió a los participantes para informarles que el lugar donde se estaba pescando era un área restringida para la pesca. Se les solicitó dejar de hacerlo porque se estaba infringiendo las leyes paraguayas.

Se dio aviso de la intervención a la Unidad Ambiental del Ministerio Publico y la jefatura de la EBY. También se comunicó del hecho a las Cancillerías de Paraguay y Argentina.

La Armada Paraguaya negó categóricamente que el personal interviniente haya desembarcado en la isla Apipe Grande, “se respetó en todo momento la soberanía argentina”, expresa el documento.

Dejá tu comentario