22 jul. 2024

Alacrán “tijera” cerca de escuela asusta al rollo

Canindeyú: les tienen terror en Villa Ygatimí. Hay una invasión del bicho, afirman los lugareños.

WhatsApp Image 2023-12-03 at 13.02.34.jpeg

El insecto tiene dos puntas y causa mucho miedo en la población, que no tiene antídoto contra el mismo.

El color naranja se confunde hacia atrás con el marrón hasta las pinzas que brillan en negro. Le dicen “de dos colas” o “tijera”. “Es un alacrán muy llamativo”, expresó el profesor Gregorio García.

“No sé qué variedad es, pero es de la familia de los alacranes. Dos púas tenía y era muy grande”, agregó don Cayetano Noguera. Dos bichos de, más o menos, 7 centímetros de largo encontró el señor.

WhatsApp Image 2023-12-03 at 13.02.34.jpeg

El insecto tiene dos puntas y causa mucho miedo en la población, que no tiene antídoto contra el mismo.

Saliendo del zócalo de su puerta le encontró al escorpión mientras limpiaba su casa en el barrio Loma Clavel de Villa Ygatimí.

“Demasiado me asusté”, apuntó el dueño de casa.

Gregorio contó que tras el hallazgo de la especie rara de alacrán, otras dos personas más reportaron la aparición.

“Ayer a la mañana también apareció el alacrán venenoso en la zona de Tendal. Encontró en su baño”, manifestó preocupado.

Cuatro en su casa

Samuel Aguilera contó que es la cuarta vez que encuentra un alacrán en su vivienda. “Le saqué foto y le maté, son muy peligrosos”, lanzó. Frente mismo a su casa, el señor Cecilio Guillén también encontró otros dos.

“Nos preocupa mucho porque acá nomás está la escuela y el colegio”, indicó el hombre. Él pilló debajo de una carpa y al toque les mató porque tiene criaturas.

No tienen antídoto, comentó

El profe Gregorio García manifestó que el hospital más cercano es uno en el lado brasileño que está a poco más de 30 kilómetros, con respecto al de Curuguaty, donde deben recorrer más de 45, pero ahí ni siquiera tienen el antídoto por si a alguien le pique el ponzoñoso. “Para víbora sí se tiene, pero para alacranes, no”, dijo al respecto.

Mencionó que en Villa Ygatimí, solo tienen una Unidad de Salud Familiar que atiende hasta las 21:00 horas.

En agosto, una niña de 8 años que llegó desde Curuguaty al Instituto de medicina tropical falleció por causa del alacrán. En octubre, un niño de 13 murió en el hospital Acosta Ñú.