Viral

Vende empanadas pro-ingreso militar: su sueño es ser uniformada y ayudar a sus padres

La joven está juntando platita para probar en la ACADEMIL.

El sueño de Vanessa Vargas siempre fue ser militar, desde muy pequeña se ilusionaba con vestir el uniforme y cada vez que veía los desfiles, su corazón latía a mil por hora.

La joven de 18 años es de la ciudad de Guarambaré y cursa el último año del colegio, pero ya se está preparando con todo porque sabe que para ingresar a la ACADEMIL necesitaría de dinero y como su familia es muy humilde decidió emprender un mini negocio: ahora vende empanadas crudas de harina y mandioca.

"Yo vengo de una familia muy sacrificada, mis padres son vendedores ambulantes entonces no nos sobra para costear los gastos. Ellos venden asaditos, butifarra, chorizo, de su propia elaboración", contó.

Así también mencionó que durante la pandemia la pasaron muy mal y lo que ella más quiere es ingresar para mantener a sus padres y hermanitos más pequeños. "Mi emprendimiento inició como hace tres meses, comencé vendiendo pizzas, mbejú, de todo un poco, después mi mamá me dijo '¿Por qué no probás y vendés empanadas de mandioca como para revender?, creo que vas a tener más pedidos y más ingresos', me dijo". recordó. Desde ese momento no paró de trabajar incansablemente.

Fue así que ella misma comenzó a elaborar la masa con sus propias manos ; las empanadas de pollo y carne cuestan tan solo G. 1.500 la unidad, tienen un buen tamaño y lo mejor de todo es que no son el famoso sonajero. "Yo publiqué en mi Facebook y ahí empezó todo, la gente comenzó a compartir, a darle me gusta, a mí me asustó porque se hizo viral", resaltó Vargas.

Embed

Si bien a joven no cuenta con móvil para realizar delivery, se maneja en colectivo o simplemente los clientes se acercan a su casa para llevar sus deliciosos productos hechos con amor. Si querés saborear una riquísima empa de mandioca o de harina y de paso ayudar a Vane para cumplir sus sueño, podés comunicarte al (0981) 560 320.

Dejá tu comentario