Viral

Júpiter, Saturno y Mercurio formarán un triángulo el domingo

Desde hoy, empezarán a moverse para formar la figura geométrica.

El año 2020 fue uno de los más duros económicamente hablando, especialmente para la salud. Sin embargo, algo indudable es que el mundo astronómico estuvo de parabienes, tanto para los amantes de esta ciencia, como para los fanáticos, que disfrutaron de diversos espectáculos que ofreció el cielo.

Tanto eclipses de Sol y de Luna, como la gran conjunción entre Júpiter y Saturno que se vivió el 21 de diciembre pasado y ocurre solo cada 800 años.

Pero el 2021 no se quiso quedar atrás y empieza con enero testigo de uno de los fenómenos más asombrosos y poco usual: una conjunción de tres planetas: Júpiter, Saturno y Mercurio, que en el cielo formarán un triángulo celeste, que permanecerá brillante 45 minutos luego de la puesta del sol del domingo 10 de enero.

Júpiter (el más brillante), Mercurio y Saturno (el más tenue) estarán a solo 1,6° de distancia. Los tres planetas podrán ser vistos dos noches antes y dos noches posteriores a la conjunción.

En las redes sociales, muchos ya empezaron a emocionarse con la idea de observar el parlamento desde hoy hasta el domingo. No obstante, el astrólogo Nicolás Masloff explicó que no podrá ser visible a simple vista.

“Va a ser algo más anecdótico que otra cosa. Hay que tener mucha suerte para ver, estar muy alto o metido muy en el campo”, explicó. Para observar el espectáculo que prepara el firmamento, será necesario utilizar binoculares, aunque tampoco garantiza que uno pueda observar con claridad.

"El problema que tenemos es la altura de los planetas con respecto al horizonte. El 11 de enero el Sol entra recién a las 19:46, y hay que esperar al menos 30 minutos para que el cielo se oscurezca. El mínimo suficiente para ver los planetas. Entonces, tenemos la posibilidad de ver recién a partir de las 20:15 aproximadamente, y a esa hora los planetas ya están sólo a 2-3 grados del horizonte, rozando el suelo. A esa altura la propia suciedad de la atmósfera y la distorsión por el calor, ya hacen que no sea posible astros tenues como los planetas", detalló al respecto Masloff.

Explicó que, teóricamente es visible, pero en la práctica va a ser bastante complicado. "Sólo en lugares altos y/o con el horizonte muy despejado habría alguna posibilidad de ver. Aparte dependeríamos también de que el cielo esté muy limpio. Si llueve en estos días eso nos jugaría a favor, así se limpia la atmósfera y hay mejor visibilidad al horizonte", señaló.

Dijo que es más probable alcanzar a ver al menos a Mercurio y Júpiter. "El que está más complicado es Saturno y por ende la conjunción completa", apuntó.

Acotó que lo más interesante en este caso es Mercurio, pues es un planeta que se puede ver sólo durante una temporada muy breve cada año, es decir, menos de 1 mes, porque normalmente está muy cerca del Sol opacado por el brillo del atardecer o amanecer. Ahora justamente, se está acercando a su momento de mejor visibilidad, que es el 23 de enero. "Vale la pena intentar ver Mercurio, siempre es una ocasión especial justamente por su rareza", aseveró.

Una conjunción tan cercana a la de este año no se espera hasta marzo de 2080.

Temas

Dejá tu comentario