24 feb. 2024

Doña de 67 años recibió mención de honor en el cole

Comenzó a estudiar con su nieto, en el 2019. Su sueño es llegar a ser profesora de Guaraní.

Mención de honor.jpg

Orgullo. Elsa Álvarez, de 67 años, posando con su diploma.

Con una impecable camisa blanca y una pollera perfectamente planchada, Elsa Álvarez, de 67 años, pasó a recibir una Mención de Honor.

Ella es orgullosa alumna del Colegio Nacional María Auxiliadora de Presidente Franco (Alto Paraná), donde culminó el Primer Año de la Media en el turno noche.

Por circunstancias de la vida, ña Elsa dejó de estudiar. Trabajó y crió junto a su marido a cinco hijos. En 2019, viendo el entusiasmo de Rodrigo, su nieto, pero que es como su hijo, que iba a empezar la secundaria y necesitaba el apoyo de toda su familia, decidió volver a estudiar.

Su rutina es algo diferente a la de sus demás compañeros adolescentes, porque ella debe dejar lista la cena a su marido, enfermo de diabetes, antes de ir a estudiar. Eso sí, a la hora de memorizar lecciones es igual o incluso más hábil que ellos.

“Gracias a Dios y a la Virgen tengo muy buena memoria todavía. No puedo mentir, Matemáticas lo que más me esfuerza. Ahora ya es más difícil, pero la profe Rosa me ayuda mucho”, expresó la mujer a EXTRA.

Entre las materias que más le gustan está Guaraní. “Antes no sabía leer ni escribir. Es muy difícil también la escritura en guaraní, pero me gusta mucho”, dijo.

El anhelo de Elsa es poder culminar sus estudios con su nieto Rodrigo. “Otra de las razones de animarme a estudiar es que iba a estar con él. Para cuidarle y que no le pase nada malo. Él me suele decir: ‘estoy orgulloso’, ‘qué guapa que sos mami, pero yo ko te enseño todo’”, mencionó entre risas.

Próxima meta

Otro de los sueños que busca cumplir es poder ser profesora de Guaraní. “Es el anhelo más grande que tengo. Quiero ser como mi profesora Sofía, ella es una buenísima persona. Quiero también inspirar a otras personas”, expresó la doña.

Doña Elsa también aconsejó a los padres que puedan hablar más con sus hijos, ya que ve que sus compañeros adolescentes tienen dificultades de disciplina y les falta apoyo.