Viral

A bocinazos pidió paso para llegar a un hospital y le gritaron "loca"

Su hijo sufrió un accidente laboral y tenía la cabeza totalmente ensangrentada.

Una mamá contó el tenso momento que vivió el martes, cuando encontró a uno de sus hijos en un charco de sangre, luego de sufrir un accidente laboral. El joven estaba trabajando en el campo cuando se le cayó un tronco muy pesado y grande por la cabeza.

“Dios me dio fuerza para no asustarme y alzarlo a mi vehículo. Emprendí viaje camino al hospital a toda velocidad, salí a la ruta Gral. Aquino (Luque) y me encontré con un tráfico importante, entonces prendí la luz de stop y le saqué la remera blanca, pero ensangrentada a mi hijo, empecé a hondear por la ventana, en medio de bocinazos”, relató Gloria Romero en su Facebook.

Pero en el trayecto, los demás conductores en vez de darle paso comenzaron a gritarle: “loca, qué te fumaste, nde rejerai, entre otras cosas, pero nada de eso me importó, ni impidió para seguir adelante con mi hijo sangrando a mi lado”, siguió contando.

Encontró un buen samaritano

En un momento dado, se le pasó por la cabeza quedarse en un centro de salud, pero decidió seguir directo hasta un sanatorio privado de Asunción. Al salir a la ruta Transchaco, un motociclista le hizo una seña para que le siga, a la vez de que pedía a los demás que den paso.

“En Artigas, un camión de Prosegur prendió su sirena y me abrió paso, luego me vio una PMT quien me ayudó a cruzar la Avenida Perú, y así pude llegar a destino y mi hijo fue asistido y Gracias a Dios, ahora está estable. Tuvo traumatismo de cráneo, pero está evolucionando muy bien”, manifestó la señora.

Por otra parte, agradeció a las personas que le ayudaron en el camino para que su hijo sea atendido. “Quiero que esto llegue a la mayor cantidad de gente posible(conductores) para que puedan saber o entender que cuando en el tránsito alguien te bocina, enarbola un trapo blanco de bandera y te pide el paso, POR FAVOR DALE PASO la vida de alguien puede estar pendiente de un hilo. Por favor compartan esta historia para que cada vez más personas seamos amables y comprensivas en el tránsito”, finalizó la mamá.

Embed

Dejá tu comentario