Familia

Huerta infantil: técnica para dejar las pantallas

Actividad que te puede servir para la cuarentena, así los niños tienen más conciencia en la producción de alimentos.

Francisco, de 9 años, es un niño muy entusiasta, que en esta cuarentena supo darle la vuelta al aburrimiento y le animó a su abuela a armar su huertita.

Su abuela, Justiniana Domínguez, conocida como Doña Kika en la ciudad de Quiindy, contó a EXTRA que la idea nació porque el amigo de Francisco tenía una huerta en su casa.

“Mi sueño es quitarle un poco eso de estar todo el día con la tecnología, si le presto mi celular máximo 1 hora nomás tiene que estar con eso, eso ya es suficiente, le suelo decir. Ahora por lo menos ya está menos tiempo con su Play”, dijo la señora.

Esta técnica para alejar a su nieto de las pantallas le está funcionando muy bien a la doña, quien asegura que la tecnología le ponía un poco nervioso al chico, pero ahora está entusiasmado e incluso, ya quiere criar pollitos.

Contacto con la naturaleza

Alise Romero (22), del barrio San Felipe de San Lorenzo, está cursando el último año de la carrera de Agronomía. Con la cuarentena empezó a emprender con la “Mesa de Cultivo Kids”, una idea que está teniendo mucho éxito, ya que los padres se prenden mucho con la idea de poner en contacto con la naturaleza a los chicos.

fotocarita.jpg

“Con un mes de trabajo, unas 50 huertas ya fueron entregadas”, contó Alise.

Ella prepara mesa de cultivo, huerta escalonadas, huertas verticales, para que los niños puedan armar su huerta en un espacio pequeño, ya sea en el patio o balcón. También van a implementar la huerta con ruedas.

Explicó que estuvo que un proyecto donde trabajó con cultivos con los chicos de la escuela y entendió que la huerta infantil es algo muy importante para el crecimiento de los peques. Cuenta con un catálogo, donde la gente puede ver los modelos de huerta, su número es (0984) 713 268.

Cabe mencionar que EXTRA publica cada viernes el fascículo: ¡Tu huerta en casa!, que te ayudará muchísimo para esta iniciativa que podés hacerlo con los peques. Asegurás alimentos frescos y sanos, y además, es una terapia para toda la familia.

Dejá tu comentario