Fama

"Los muchachos dejan muy buenas propinas"

Vane Trinidad dejó el modelaje para lavar autos en bikini. Tiene su lavadero en San Bernardino.

Vane Trinidad vive en San Bernardino, donde decidió dejar de lado los escándalos mediáticos y abrir un lavadero de autos para ganarse la vida. Lo llamativo es que los clientes no solo son de esa ciudad, muchos van de Capiatá, Lambaré o Ypané y existe una razón que no necesariamente tiene que ver con lo limpitos que deja los vehículos, sino con la manera en la que lo hace.

Trinidad sacó provecho a su tremendo cuerpazo, luciendo un sexy bikini y con la manguera en mano se pone a trabajar todos los días. Explicó que la cuarentena la afectó económicamente y es por eso que decidió innovarse de esta peculiar manera.

“Yo vivo en la ciudad veraniega, los muchachos vienen a ver chicas en bikini y entonces le saqué provecho a esa idea de lavar autos mostrando un poco de piel. Aclaro que no es nada vulgar”, puntualizó.

141425090_924653708362928_1603582920887994090_n.jpg
Los muchachos no pierden el tiempo y según Vane algunos van con la idea de lograr conquistarla, pero a ella esas cuestiones no le interesa.
Los muchachos no pierden el tiempo y según Vane algunos van con la idea de lograr conquistarla, pero a ella esas cuestiones no le interesa. "No mezclo amor con trabajo", le bajó.

Son generosos

La exmodelo contó que se llevó tremenda sorpresa porque los hombres pagan más la propina que el precio normal del lavado.

“El precio es de G. 30.000 para autos, camionetas, G. 40.000 y tumbas G. 120.000. Lo llamativo es que los señores deciden dejarme propinas y yo obviamente agradecida con esa generosidad porque dejan desde G. 100.000 hasta G. 200.000. Me di cuenta de que es el negocio del momento”, dijo la cuerona.

Agregó que algunas doñas ya se dieron cuenta del porqué sus maridos tardan tanto o se van tan lejos para dejar limpito el auto. “Siempre hay una insegura. Es normal”, señaló Vane.

Dejá tu comentario