14 jun. 2024

La modelo Fiorella Zaracho he’i que no la enamorarán con plata

Recibió un ramo con dinero de un admirador secreto y dijo que los hombres que solo quieren comprar a laschi.

15Af1_49243869.jpg

Fiorella Zaracho he’i que a ella no la van a enamorar con ramos de flores llenos de billetes.

La modelo Fiorella Zaracho mostró en sus redes que hace poco recibió un ramo de flores lleno de billetes, pero eso no la impresionó para nada y avisó: “Así no me voy a enamorar”.

En medio de la fiebre por los ramos con billetes, la cuerona he’i que no es la forma de conquistar a una mujer para formar una relación seria.

“Recibí ramo de billetes, pero considero que si un hombre busca una mujer para amar de verdad no intentará impresionarla de esa manera, no te lo dicen directamente, pero dan a entender que pueden comprarte y no es así”, comentó a EXTRA.

Mujer independiente

Zaracho aseguró que es una “mujer empoderada” y ella misma puede comprarse sus cosas, por eso afirma que los platudos ndaje no le impresionan.

“Yo soy una mujer independiente, no es por presumir, pero yo misma me compre mi camioneta hace poco, no todas somos iguales”, disparó.

El texto del párrafo.png

A Laurys Dyva le enviaron G. 10 millones y a Pam Ruiz Díaz recibió 10 mil dólares.

Para conquistar el corazón de la morenaza hay que tener lindos detalles como flores reales y no a platazo limpio.

“Me impresiona más un ramo de rosas de verdad, por así decirlo y que me demuestre que de verdad le intereso con acciones y no que busque abofetearme con su dinero”, reveló.

A Fiorella tampoco le interesan los “hombres que resuelven” como casi todas están pidiendo. “Las chicas piden un hombre que resuelve, que hagan todo por ellas, tampoco quiero eso, yo puedo resolver sola, lo que me gustaría, en realidad es un compañero que esté a mi lado mientras yo sigo progresando”, comentó.

Mantenidas

La modelo quiso dejar en claro que nadie comparará su libertad.

“A la mayoría de las chicas ahora no les importa dejar su libertad de lado para ser unas mantenidas y yo no quiero eso para mí”, remató la cuerona.