COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 7000
G 7220
PESO AR
G 20
G 28
REAL
G 1350
G 1400
PESO UY
G 180
G 250
EURO
G 7300
G 7500
YEN
G 35
G 60
clima
23.4º C

Fama

Doctor escrachó a Tarragó en un restaurante chuchi

Raúl Fanego comentó a viva voz: "Hay que ser caradura para venir a un lugar público". La exdiputada decidió retirarse del local.

El conocido doctor Raúl Fanego, especialista en ginecología, comentó en las redes sociales que el fin de semana fue a cenar a un restaurante en la zona más chuchi de Villa Morra y se cruzó una figura de la política que hace poco nomás salió de la cárcel.

“El viernes fui a cenar a un Restó en la zona de Villa Morra, lugar que frecuento ya que es de unos amigos. Al llegar me percato que en la primera mesa estaba sentada una persona que recientemente fue liberada de la cárcel, estuvo en el extranjero condenada por lavado de activos”, comentó en Instagram.

El doctor no mencionó el nombre de la persona de la cual estaba hablando, pero público una foto de la exdiputada Cynthia Tarragó en la Cámara Baja, solo le tapo el rostro con una X.

Además, la descripción que dio se ajusta al caso de la exlegisladora colorada.

Raul.jpg
El conocido doctor Raúl Fanego, especialista en ginecología.

El conocido doctor Raúl Fanego, especialista en ginecología.

Fanego comentó que la indignación se le apoderó de su cuerpo y decidió realizar un comentario para que la exdiputada condenada por lavado en Estados Unidos lo escuche.

“Fue tan grande mi sorpresa que solo se me ocurrió decir en un tono bastante alto ‘hay que tener cara para venir a un lugar público’. Luego fui junto a mis amigos”, relató.

Quería encararla

Fanego no se aguantó y decidió encarar a la expresentadora de televisión.

“Un rato después fui de nuevo al sector donde estaba para pedirle que se retire, pero ya se había retirado, espero haya sido por mi comentario a viva voz”, destacó.

Tarragó.jpg
Así relató lo que pasó.

Así relató lo que pasó.

El médico asegura que solo presencia de Tarragó en un lugar público ponía en riesgo a las demás personas, debido a sus antecedentes y supuestos vínculos con grupos criminales.

“Representaba un peligro para los clientes que estábamos, podía aparecer un sicario y empezar a disparar, siendo víctima cualquiera de las personas que estábamos cerca. No podemos naturalizar y permitir convivir con esta clase de personas, que salen con total impunidad. Vergüenza ajena”, añadió.

Dejá tu comentario