23 feb. 2024

Carlos Granada recusó a fiscales y zafó de su audiencia

El periodista acusado de acoso y coacción sexual logró aplazar la audiencia en la que se decidiría si la causa se eleva a juicio oral.

descarga.jpg

Carlos Granada, exgerente de prensa del SNT.

Hoy debía decidirse si la causa del periodista Carlos Granada denunciado por supuesto acoso y coacción sexual por 5 periodistas del SNT, se elevaba a juicio oral, pero a través de un incidente presentado pidió que se aparten de la causa las fiscales que llevaban adelante la investigación por supuesta “falta de objetividad” y logró aplazar la audiencia.

“Presentamos una recusación en contra de las agentes fiscales Claudia Aguilera, Natalia Silva y Luz Guerrero por falta de objetividad. Por qué falta de objetividad, porque hay un exceso en la calificación del hecho punible que se le atribuye de acuerdo al relato de las denunciantes”, manifestó el abogado defensor de Granada, Álvaro Arias.

Por su parte, Rodrigo Yódice, abogado de las denunciantes pidió que cuanto antes designen nuevos fiscales para que se inicie lo antes posible el juzgamiento del periodista. “Espero que nominen un agente fiscal interino y que confirmen rápidamente a las agentes fiscales, pero aquí hay una realidad y esto quiero dejar muy claro, sea el fiscal que sea, estoy seguro que va a llevar a cabo la persecución estatal como corresponde dada la elocuencia y la cuasi flagrancia de los hechos que motivan la acusación”, expresó.

El juez Ubaldo Matías Garcete fijo para el 2 de octubre a la 08:30 horas, la audiencia preliminar para el exgerente de prensa Carlos Granada. También se va a oficiar a la Fiscalía General para que designe un fiscal interino.

En agosto del año pasado, Carlos Granada fue imputado por la comisión de tres hechos punibles cometidos cuando este ejercía el cargo de Gerente de Prensa y se requirió la prisión preventiva por la gravedad de los hechos.

En noviembre fue detenido y remitido a la Cárcel de Emboscada, la defensa del comunicador solicitó en varias ocasiones la prisión domiciliaria del mismo hasta que en febrero de este año se le concedió el arresto domiciliario, con una fianza personal de 400 millones de Dalila Ramírez y Jorge Granada, así también se decretó como fianza real el valor de un inmueble por valor de 900 millones de guaraníes. Finalmente en mayo obtuvo libertad ambulatoria.

En agosto del año pasado, Carlos Granada fue imputado por la comisión de tres hechos punibles cometidos cuando este ejercía el cargo de Gerente de Prensa y se requirió la prisión preventiva por la gravedad de los hechos.

En noviembre fue detenido y remitido a la Cárcel de Emboscada, la defensa del comunicador solicitó en varias ocasiones la prisión domiciliaria del mismo hasta que en febrero de este año se le concedió el arresto domiciliario, con una fianza personal de 400 millones de Dalila Ramírez y Jorge Granada, así también se decretó como fianza real el valor de un inmueble por valor de 900 millones de guaraníes. Finalmente en mayo obtuvo libertad ambulatoria.