Edición Impresa

Doble escrache para cliente que debe G. 2 millones en cerveza

Afectada dijo que contratará batucada para requerirle en su trabajo.

Lorena Céspedes cumplió con su promesa y volvió a colocar otro pasacalle para escrachar a su cliente moroso, que le debe alrededor de G. 2.000.000 por cerveza. Es más, contó a EXTRA que tiene otro plan para hacerle pasar pelada.

Días antes de la Navidad, la misma ya había colocado un pasacalle que decía: “Pagá tu cuenta Héctor González”, pero el cliente sinvergüenza le mandó a decir que hay muchos Héctor González y que nadie sabrá que es él, por lo que la doña prometió que colgaría otro con su apodo y lugar de trabajo, si no le pagaba.

Según la afectada, el mecánico Héctor siempre debía por cervezas, pero pagaba todo, hasta que entre marzo y mayo del año pasado, se atrasó.

“Yo no me daba cuenta hasta que me puse a sumar todo y me salió que me debía G. 2.000.000, le dije y el monto le asustó, pero se comprometió en pagarme de a poco, pero después se borró”, dijo la doña, que tiene su bodega en Fernando de la Mora, Zona Norte.

El nuevo pasacalle que “adorna” el negocio de ña Lorena dice: “Pagá tu cuenta Héctor ‘Kure’ González, de San Ignacio Misiones. Empleado del taller Classic”, la doña cumplió con lo que prometió, pero aún así, el joven de 28 años sigue sin pagarle.

Según explicó, el mecánico jugaba billar a cervezas, pero la mayoría de los partidos perdía y pedía a ña Lorena que le de fiado las bebidas.

Se niega a pagar

“Me mandó a decir que haga lo que haga él no va a pagarme nada. Yo ya perdí las esperanzas de cobrar, pero por lo menos voy a hacerle pasar vergüenza y tengo pensado enviarle una batucada frente a su trabajo para que no vuelva a hacer a nadie lo que me hizo”, dijo ña Lorena.

Tras el pasacalle, la doña recibió la visita de muchas personas, la mayoría de la tercera edad, que les comentaron que el muchacho también les debe a ellos. “Les inventaba historias que su papá estaba enfermo para que le presten plata, el colmo es este joven”, lamentó.

Algo bueno

La afectada dijo que después de todo vio algo positivo. “La gente me tiene miedo y ya casi no pide que le fie y si hago, me pagan pronto”, contó la bodeguera.

OTRO CASO

Mincho Griffith quien había “invitado” a los clientes de la despensa de su mamá para que paguen sus deudas, comentó que tras el anuncio de escrache en una página de San Patricio, Misiones, muchos se acercaron a liquidar la cuenta.

“La gente tiene vergüenza y no quiere que se publique su nombre en las redes y rápido vinieron a pagar, la mitad saldó su deuda”, comentó.

Estafadas

La peluquera Gabriela Ruiz, publicó que el 29 de diciembre, 4 mujeres llegaron a su local y se hicieron varios servicios, pero luego dijeron no que tenían plata para pagar. Dejaron como seña un registro de conducir, pero nunca volvieron.

Dejá tu comentario