Extra

Deportes

La añoranza del Patrón del Bien por Lambaré

En una emotiva carta, Pablo Escobar recordó su infancia. Visitó las canchas que marcaron sus inicios.

Defendió a muerte la camiseta de otro país, le dedicó un “esta es para vos” al chileno Arturo Vidal durante las Eliminatorias camino a Rusia 2018 y visitó los mejores estadios de Sudamérica con el The Strongest de La Paz. Sin dudas que Bolivia fue la segunda casa del paraguayo Pablo Escobar. Pero El Patrón del Bien nunca olvidó sus raíces y siempre vuelve al lugar donde fue feliz: Lambaré.

El Narigón hizo una publicación muy especial en su Twitter. Dejó una carta junto a unas fotos en la Ciudad del Amor, en el Club Cerro Corá y en el Club Villa Virginia, lugares donde comenzaron su amor por el deporte rey durante su niñez.

“Cuando jugaba ahí en aquella época, mi sueño era jugar en Primera, salir en la televisión, ser orgullo de la familia, pero ahora después de todo lo que me pasó, mi sueño es volver a jugar algunos partidos en esas canchas, pelear, discutir, compartir con los amigos de esa época y otras tantas cosas. ¿Qué ironía, no?”, reza una parte del escrito del volante zurdo de 40 años.

Pablo recordó que no había manera de evitar que la rodilla termine con alguna raspadura por culpa del cemento.

“Si en esa época existía Wikipedia, me saldría en trayectoria: Chicos Malos, Golden Boys, Osito Sport, Cerro Corá (Futsal), Rosario Central (Fútbol 5), Promoción 96’ y la Selección del Colegio Sagrada Familia”, se lee en otra parte del texto.

Un niño feliz

“¿El Maracaná? ¿El Monumental de Núñez? ¿El Atahualpa de Quito? No, no, ahí es fácil. Difícil era jugar en las canchas que se ven abajo, Club Cerro Corá y el Club Atlético Villa Virginia”, tiró El Pollo, que rememoró los torneos en el barrio, ya sea por plata, por pancho y coca cola o, sencillamente, por salvar el honor.

Embed

Dejá tu comentario