Extra

Deportes

En balsa o nadando, pero la pelota no se detiene

La selección de Yby Yaú y una aventura inolvidable.

El fútbol de tierra adentro siempre tiene algo nuevo para contar. En esta ocasión, fueron las chicas las que pusieron el pecho a la situación, porque para jugar a la pelota no hay excusas.

La selección de Yby Yaú afrontó este fin de semana su compromiso por la fase final departamental ante la selección de Itacuá. Lo que ya sabían, debido al mal tiempo y que no hay infraestructura suficiente, es que el viaje iba a ser todo un tema y así fue: tuvieron que llegar en balsa por la cantidad de agua en la ruta.

En diálogo con EXTRA, Gladis Medina Peralta, integrante de Yby Yaú, rememoró esa experiencia.

“Viajamos cuatro horas y ya casi llegando a Itacuá, vimos que era imposible pasar con el colectivo. Nos dijeron que por acá suele ser así cuando llueve mucho porque hay río, pues el camino es de arena. Entonces, el presidente de la Liga mandó la balsa para que pasen los árbitros y también nosotras. Fueron como 800 metros”, aseguró la también odontóloga.

Eso sí, al otro lado del charco ya había gente esperando para que las trasladen hasta la cancha. Si no se presentaban, perdían el compromiso y debían pagar una multa de G. 8.000.000, por lo cual no les quedó otra que remarla con todo.

A pesar de lo cansador y de lo complicado del viaje, las visitantes golearon por 7-0 a las anfitrionas. ¿Cómo habrán hecho pasar los goles en la balsa?

Dejá tu comentario