Extra
Destacados

Deportes

El niño que no para de emocionar a cerristas

Gabrielito conquistó con su CERRO ME ENCANTA.

El video motivacional publicado por Roberto Nanni, antes del clásico, se quedó lejos de lo que generó la improvisada alocución de Gabriel Torales. El pequeño cerrista de 7 años dejó con piel de gallina, no solo a los seguidores del Club del Pueblo, sino a todos los amantes del fútbol y de la familia.

Luego del empate logrado por el Ciclón en el superclásico, Gabrielito fue atrapado por las cámaras de ABC TV, tal vez justamente porque destilaba emoción. Con una soltura envidiable a su corta edad, el chico describió el sentimiento unánime en las gradas de la Catedral de la Pasión.

“Cerro me encanta. No me para de emocionar, señor”, dijo el hincha que rápidamente se convirtió en el más querido por la Nación Azulgrana.

Como era de suponerse, el niño lleva en la sangre los colores del Ciclón. Es hijo de Silvio Torales, ex Cerro y actual jugador del Kelito.

“Cuando sea grande quiero ser futbolista de Cerro”, expresó sin titubear. Además, Gabrielito contó a EXTRA que va a alentar al club de sus amores con su mamá, su tío Ale y su primito Fabri, con quien no paran de saltar en las gradas.

La cábala del simpático nene es llevar su bandera con la insignia del club, según manifestó. “Festejo saltando y cantando cuando gana Cerro”, señaló el educado retoño de Torales, que cursa el segundo grado y en la escuela de fútbol juega en la Sub 7. Quiere seguir los pasos de su progenitor.

QUE SE JUNTEN MÁS

El video donde aparece Torales’i se hizo viral y se volvió tendencia en el Twitter, con el #CerroMeEncanta. En las redes aprovecharon el contagiante entusiasmo del niño para convocar a más cerristas y llenar la Nueva Olla en el partido contra Nacional, este viernes.

Dejá tu comentario