Extra

Deportes

El fútbol femenino no se salva de la violencia

A las patadas y los manotazos en la Liga Cordobesa. Tres jugadoras terminaron en el hospital.

El sábado, el juego entre el Universitario y Libertad, de la Liga Femenina cordobesa en Argentina, acabó en una brutal pelea tras una drástica decisión arbitral.

El soplapitos sancionó un penal a favor de la U, que aprovechó la ocasión y marcó un gol que definió el encuentro por 2-1. De yapa, expulsó al entrenador y a la capitana de Libertad, quienes salieron de la cancha insultando al árbitro y a la hinchada local. En eso, se iniciaron los golpes en el campo de juego.

Luego, la jugadora universitaria, Celeste Racca, se acercó hacia una de las graderías a responder los reproches de la afición rival, a lo que las liberteñas la acorralaron, comenzando así la batalla, que acabó con tres jugadoras de rojo y blanco con fuertes golpes, en el hospital.

"Es vergonzoso. La agresividad que recibí no se ve en ningún lado, tanto trabajo para que el fútbol femenino crezca y luego suceden estos hechos, es algo muy doloroso", expresó a la radio local Cadena 3, Celeste, quien se llevó la peor parte.

El Universitario publicó en Facebook el video de lo ocurrido, junto al siguiente mensaje: "Para que se vea bien claro quiénes son los que actuaron con terrible violencia, con saña, sin importarles nada ni nadie", tiró.

Embed

Cartas en el asunto

Desde la Liga Cordobesa aseguraron que analizaran el video para adoptar medidas correspondientes, en tanto que el Tribunal de Justicia aguarda el informe arbitral para tomar cartas en el asunto.

Dejá tu comentario