Deportes

Cosechó nervios en el Bosque

Libertad se ilusiona con la Supercopa Paraguay y complicó el objetivo copero de Olimpia.

El clásico Blanco y Negro no defraudó porque hubo cinco goles, polémicas y una definición dramática en la que Libertad se impuso por 3 a 2 sobre Olimpia en para Uno.

En el amanecer del cotejo el Repollero no se despertó temprano en el Bosque. Tratando de salir con toquecitos desde el fondo Martín Silva lo comprometió a Bocanegra que fue madrugado por Hugo Quintana, este con los ojos bien abiertos presionó y puso el 1 a 0.

Tras unos primeros minutos de dominio del Rey, la visita comenzó a soltarse con el atrevimiento del mitã’i Julio Enciso que a los 28’ lo enredó con sus gambetas a Iván Torres y colocó un centro medido a la posición de Sebastián Ferreira que de atropellada envió la pelota al poste izquierdo pero lo corrigió en el rebote embocando el empate.

En el segundo tiempo, fue el Gumarelo el que tomó el protagonismo yendo con mayor decisión sobre territorio rival, sin embargo el dueño de casa volvió a ponerse en ventaja a los 72’ con un centro desde la derecha de Alejandro Silva que se desvió en Barboza y lo puso contra las cuerdas al portero liberteño. Superman Silva se vistió de villano al no evitar que el esférico ingrese en su totalidad.

Libertad la venía remando de abajo y tuvo su premio. A los 80’ Tacuara Cardozo sacó un zurdazo que rebotó en Salcedo y lo habilitó a Lorenzo Melgarejo que la mandó al fondo de puntín. Ya en tiempo de descuento, Enciso provocó con un latigazo una mano penal de Tito y el propio chico se encargó de anotar el tercero.

Capitán abucheado

En un final caliente, los hinchas de la O se tomaron con Roque Santa Cruz, que podría pasar a la Huerta en el 2022. El capitán franjeado no se quedó callado y desafió a unos cuantos.

Dejá tu comentario