Deportes

Boca Juniors y Mineiro armaron sarambi después del partido

Marcos Rojo de Boca Juniors casi tiró un extintor por la cabeza de sus rivales. Se descontroló todo luego de que el equipo kurepa perdiera en penales.

El encuentro que definía al siguiente equipo para los cuartos de final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors de Argentina y Atlético Mineiro de Brasil, ya estaba por demás "calentito".

Dentro de la cancha, algunos encontronazos ya se registraron. En un momento del segundo tiempo, los que estaban en el banco y todo se discutieron y hasta llegar a algunos empujones, después de que anularon el gol del equipo kurepa por posición adelantada.

La tensión siguió creciendo había sido luego de que que todo se definiera en penales, habilitando al equipo Galo hasta que explotó en violencia que llegó a los socos, patadas y objetos que se arrojaron los unos a los otros.

Marcos Rojo, jugador del equipo Xeneize agarró un extintor que estaba por la pared y amenazó con lanzarlo al aire, mientras que se escucha a Jorge Bermúdez, integrante del Consejo de Fútbol, insultar a diestra y siniestra.

"El saldo fue de heridos, afortunadamente sin gravedad. Incluso hubo un intento de agredir con una barra de hierro al director de fútbol del Atlético, Rodrigo Caetano", dice parte del comunicado del Atlético Mineiro.

Tras el feroz escándalo, la Policía Militar identificó a cinco jugadores, dos dirigentes y un integrante del cuerpo técnico visitante, quienes tuvieron que declarar en la comisaría tras salir del estadio. Toda la delegación de Boca, en micro, fue a parar a la comisaría.

Hace instantes, la Embajada Argentina en Brasil informó que el equipo se encuentra próximo a trasladarse al hotel, desde donde emprenderán su retorno a Buenos Aires. El Consulado en Belo Horizonte "garantizó en todo momento la integridad de la burbuja sanitaria".

Graves incidentes tras la polémica eliminación de Boca

Dejá tu comentario