Deportes

Acusa a presi de la APF de "fuga" de US$ 1 millón

Miguel González Zelada, empresario de futbolistas, aseguró que el dinero debía ir a la cuenta de Nacional.

Después del escándalo que se armó en la APF por la supuesta investigación abierta en Argentina contra Robert Harrison por manejos turbios en traspaso de peloteros, saltó una nueva acusación.

Miguel González Zelada, empresario de futbolistas, hizo una transmisión en vivo a través de sus redes y entró con taquilla alta. Acusó abiertamente a Robert de haber bolsilleado 1 millón de dólares, producto de la negociación que se hizo con el club de ashá, el News Old Boys, y el jugador Víctor Aquino.

“Yo traje una oferta por la compra del pase total de Aquino por 1.080.000 dólares. Harrison me pidió un favor y como es normal que las personas físicas, y eso está avalado por la justicia argentina, que un particular le pueda vender como dueño a un jugador, entonces yo termino en representación de Nacional haciendo la operación de Aquino. Gané 60.000 dólares de comisión”, contó González Zelada.

Antes de la transacción y según Miguel, Nacional rescindió contrato con Aquino para evitar pagar resarcimiento a un club portugués, pero que ese fue un trato entre el club y el pelotero. Después apareció en escena el abogado del futbolista Lidio Franco. “Franco me dice ‘tengo esta propuesta, como vas a recibir 1 millón de dólares, ese dinero es de Víctor porque rescindió con Nacional’. Entonces me dice ‘nosotros vamos a firmar que recibimos el total y quedate con la mitad’ a lo cual respondí que de ninguna manera yo podía hacer eso”, detalló. Tras la negativa, habló de la batalla legal que libró con el letrado y el pelotero, que lo acusaron de quedarse con el dinero de Aquino.

Decepción

González Zelada asegura que esa plata terminó en la cuenta del presi de la APF. “Yo le entregué los 1.000.000 de dólares a Harrison y si nunca apareció en los balances del club, es una cuestión particular de él”, señaló.

Al ser consultado del por qué recién ahora salió a hablar contestó: “Y porque siguen pasando los años y Robert sigue al frente de la APF, debe dar un paso al costado. Es una persona sin escrúpulos, sin ética ni moral. Tengo todas las pruebas, no soy ningún improvisado”, refirió respecto al depósito que hizo.

Dejá tu comentario