Extra

Deportes

¡1, 2, 3, 4 salte, que va pasando el Expreso!

A puro gas, Olimpia se paseó ante el Escobero en la Cuna de Glorias y se colocó como líder provisorio del campeonato.

Ni que fuera Don Omar con su recordada canción inspirada en la película Rápido y Furioso, el Rey de Copas puso a bailar a sus fanáticos con un show espectacular y a puro gas en la Cuna de Glorias.

La resistencia capiateña duró 9 minutos. Néstor Camacho tiró un centro banana desde el tiro de esquina y Richard Ortiz, como un jagua ha’eve en plena cacería, atacó con intuición en el área rival y con un testazo rompió el cero.

Cada ataque franjeado fue un suplicio para los escoberos, que cuidaron su arco igual que un político el dinero público. A los 26’, Camacho fue poseído por Messi y con un amague de película, hasta sin querer queriendo como diría El Chavo, hizo viajar a dos rivales para dibujar un golazo.

Capiatá se metió de vuelta en la discusión a los 35’, cuando Santiago Salcedo cambió penal por gol y acortó distancias. Sasá registró su tanto N°124 en el fútbol paraguayo y quedó a 3 de Rodrigo López (127), hasta ahora el más letal en el balompié guaraní.

El Decano le puso mucho más ritmo en el segundo tiempo y la visita parecía calles asuncenas, hacía agua por todas partes. A los 50’, Fernando Cardozo cerró en el segundo palo y alejó a la O. Luego, 4 minutos después, El Macho firmó su doblete y el resultado final.

Olimpia se cansó de perdonar, la tuvo Julián Benítez, Jorge Ortega, pero Joel Silva se acordó de atajar y evitó que el castigo sea mayor.

Así, el Rey de Copas se colocó como único líder a la espera del juego del Ciclón. Además, llegará con los ánimos por las nubes para el superclásico de la próxima fecha.

Por cierto, ¿cuál fue el colmo del Escobero? ¡Fue barrido en el Bosque!.

Dejá tu comentario