17 jul. 2024

No quiere gastar por su hijo, pero festeja cumple a su perro

Desde hace 7 años pasa el mismo monto de prestación alimentaria que es G. 600 mil y la mamá exige G. 1.800.000.

image (4).jpg

La mujer decidió publicar las fotos en sus redes, para que vean que ella no miente y pueda ganar el juicio para beneficio de su hijo.

Una mamá no tuvo otra opción que contar en redes las penurias que vive para que su expareja pase más plata para el hijo de 10 años que tienen en común.

El hombre se hace del ñembotavy y dice que no puede dar más de G. 600.000, contó la mamá. Sin embargo, él viaja por el mundo y hasta festeja el cumpleaños de sus perros que, según la denunciante, cuestan alrededor de G. 3.500.000 cada uno.

“Inicié un juicio contra el papá de mi hijo porque desde hace 7 años solo pasa G. 600.000 y eso ya no alcanza para los gastos, a medida que va creciendo tiene más actividades, la mensualidad del colegio aumenta de precio en cada grado”, dijo.

Además, el niño toma un medicamento de forma diaria.

El aumento que pide la doña es de G. 1.800.000, pero su ex no quiere aumentar el monto. “Llegamos a una mediación, donde él me dijo que iba a pasar solo G. 300.000, pero que iba a abonar la cuota del colegio y pasar más tiempo con su hijo, pero la defensora dijo que eso es reducción de la prestación y él se enojó”, agregó.

El papá argumenta que no quiere darle plata porque ella gastará en peluquería. “Yo trabajo mucho, actualmente cubro todo, pero no es justo que él no cumpla con sus obligaciones”, manifestó.

Motos de colección

El hombre es abogado independiente y dijo que solo gana G. 4.000.000, pero la denunciante asegura que es mentira, porque viaja de aquí para allá por distintos países y tiene autos costosos, motos de colección, una Harley Davidson.

“Según él todo paga su novia, los viajes, las mascotas, y sus autos y motos están a nombres de parientes suyos que ni siquiera viven en Paraguay hace años. Se pasa escondiendo todo lo que tiene con maniobras para seguir pasando monedas a su hijo mientras él vive la gran vida”, lamentó.

Tras su desahogo en X, una defensora pública se puso en contacto con ella. “Ojalá que se logré, no por mí, sino por mi hijo”, añadió.