17 jul. 2024

“Hasta la casa de su amante hice y no me pagó”, denunció albañil

Constructor de Curuguaty acusó de mal patrón al fiscal Lucrecio Cabrera. Afectado dijo que trabajó 7 años y que el funcionario público le tenía como esclavo.

20240531-006materialA,ph01_28630_53162928.jpg

Esta es la casa que construyó el albañil y que el fiscal (foto) Extra le llamó, pero no atendió.

PORTAL CURUGUATY

Cansados de las promesas sin cumplir del fiscal Lucrecio Cabrera, de Curuguaty, el albañil Alcides Cristaldo decidió denunciar al representante del Ministerio Público por no pagarle 7 años de trabajo.

El afectado contó que entró a trabajar como capataz, donde el fiscal le pidió que le construya la casa, que es una mansión de media cuadra.

“Yo terminé en 7 años, prácticamente solo, y él me tuvo como esclavo, me decía que me iba a pagar, pero nunca cumplía, solo a veces me daba G. 1.000.000 semanal y si le pedía más, me amenazaba con echarme a la calle”, lamentó el constructor.

20240531-006CARITA,ph01_8287_53162901.jpg

Alcides Cristaldo, albañil afectado

Teresa Garcete

El obrero mencionó que hace dos meses ya hizo público la denuncia, pero que Cabrera le dijo que le dé tiempo para solucionar, él lo esperó, pero nunca le pagó.

Platal le debe

“Mi mano de obra tiene un costo de G. 400 millones aproximadamente. Yo solo pido lo que me corresponde”, alegó.

Sin embargo, el fiscal Cabrera, en vez de hacer arreglo con el trabajador, le denunció por supuesta extorsión ante la fiscalía, alegando que le pide plata.

“Hasta la casa de su amante me pidió que haga (dijo en guaraní). Dejaba mi trabajo para ir (a construir la casa) porque era más urgente ese”, declaró al medio Portal de Curuguaty.

Cristaldo decidió buscar ayuda en la Defensoría Pública, donde el defensor Luis Prette Santander tomó su caso y dijo que lo estará ayudando, viendo que hay muchas cosas incoherencias en el actuar del fiscal. “Tenemos pruebas de que hay una deuda impaga”, aseguró el defensor.

Por su parte, don Alcides agregó que el fiscal le había dado una camioneta como parte de pago, pero que después le volvió a sacar, diciendo que era una incautada y que iban a tener problemas.