Columnistas

Su prioridad son ellos mismos

Peleas sangrientas y reconciliaciones, en eso básicamente se resume el comportamiento de los miembros de la Asociación Nacional Republicana (ANR) con miras a las elecciones. 

Carlos Franco Por Carlos Franco

Muchos se sorprendieron al ver la fotografía en la que el senador Rodolfo Friedmann aparece abrazando al expresidente Horacio Cartes luego de mantener una intensa disputa política, mediática y hasta judicial durante varios años.

Personalmente la imagen no me generado ninguna sorpresa, lo que me sorprendería es que aparezca un miembro del partido Colorado que sea honesto y se aparte de sus referentes más cuestionados.

Al escuchar al político guaireño te das perfectamente cuenta de qué fue lo que lo motivó a “perdonar” a su exenemigo, la unidad de su partido. No habló de proyectos que beneficien a la ciudadanía, repitió sin parar que lo más importante es el partido Colorado, es decir ellos mismos en el poder.

Peleas sangrientas y reconciliaciones, en eso básicamente se resume el comportamiento de los miembros de la Asociación Nacional Republicana (ANR) con miras a las elecciones.

El abrazo republicano tras las disputas es un clásico de la política paraguaya, evidentemente eso no cambiará. Lo que puede llegar a cambiar es el voto de la gente, que está obligada a dejar de comprarle espejitos a estos payasos, que se pelean por el dinero público y se reconcilian por lo mismo.

Dejá tu comentario