Columnistas

Olvidaron que juraron cuidarnos

En Paraguay no solo convivimos con el COVID-19 también con otros virus que nos han demostrado que también son letales

Carlos Franco Por Carlos Franco

“El poder siempre es peligroso, atrae a los peores y corrompe a los mejores”, habría dicho el rey vikingo Ragnar Lodbrok, según documentales y programas de televisión ¿Qué tiene que ver la frase del nórdico con nosotros?, me dirás estimado lector. Yo que creo bastante, en Paraguay no solo convivimos con el COVID-19 también con otros virus que nos han demostrado que también son letales.

Nuestros gobernantes, en su mayoría son seres despreciables, ambiciosos, ladrones, mezquinos y egoístas.

Ojalá algún día podamos meterlos presos, pero como ciudadano lo que más me preocupa es que los referentes de la clase política están contaminando con sus vicios a personas de otros ámbitos. Hace poco vimos el caso de un conocido médico, que la pasa haciendo show en redes sociales y admitió que tiene vínculos con nefastos personajes de la política paraguaya. Tengo entendido que los médicos hacen un juramento con respecto a su obligación moral para cuidar a sus pacientes. Pero muchos profesionales de la salud, incluidos el exministro y su vice, han demostrado más lealtad a sus líderes políticos. Han sido corrompidos, quizás los mareó el poder como decía el vikingo Ragnar o se dejaron llevar por una ambición desmedida.

Temas

Dejá tu comentario