Columnistas

Malas decisiones, miles de muertes

El país está atravesando por los días más oscuros desde el inicio de la pandemia por coronavirus.

Don Roberto René Barrientos López (46), taxista oriundo de Lambaré, seguía su tratamiento desde su casa, pero después empeoró. El domingo no aguantó y fue hasta el IPS Ingavi, pero como no hay camas ni en sala común, espera por un lugar sentado en una incómoda silla.

Don Hilario Noguera (71) “pelea” por un lugar en terapia intensiva hace más de 18 días. Más de 140 personas están en la misma lucha a nivel país y todo puede empeorar.

A esto se le suma que ante la alta demanda del uso del oxígeno, los proveedores mencionaron que ya no pueden cumplir con los pedidos y solo brindan el servicio a casos de urgencia.

Según la defensora general del Ministerio de Defensa Pública, Lorena Segovia, hay 10 casos que pidieron amparo judicial, tres de ellas ya se dictaron sentencias, en Asunción y Central.

Una sucesión de malas decisiones ha provocado retrasos en la entrega de la vacuna, por ende afecta a la inmunización que se necesita para intentar volver a la “normalidad” o al menos, menos fallecidos por este virus maldito, pero la corrupción corre y mata a la par.

Triste realidad de nuestro país.

Dejá tu comentario