Columnistas

Madres tóxicas

Las madres tóxicas son aquellas que tienen una visión negativa del mundo, suelen ser destructivas, posesivas, controladoras, a veces manipuladoras, y no ayudan al crecimiento de sus hijos.

Detrás de esta forma de relación hay un miedo a la soledad, a no ser necesitada por sus hijos y a quedarse sola cuando crezcan. Justamente es esto en lo que puede derivar su comportamiento. Las madres tóxicas aún tratan a su hijos grandes como si siguieran siendo niños, negando el rol de adultos que poseen. El control puede ir desde la elección de la ropa, el color, estilo, hasta la forma de hablar.

Cómo criar a los nietos, la comida y hasta el momento en que deben o no concebir hijos. En todo eso quieren imponer sus reglas. ¿Cómo actuar ante esta situación? Primero es importante reconocer que se requiere ayuda profesional. Porque las heridas infligidas, si no son tratadas a tiempo, tienen un altísimo porcentaje de extenderse a los hijos propios. Se tiene que romper el ciclo de toxicidad.

Dejá tu comentario