Extra
clima
33º C
G 6300
Dólar venta
G 6240
Dólar compra

Columnistas

La importancia de saber dividir

Marcio y su hermanita dependen del programa Abrazo del Ministerio de la Niñez para desayunar, comer o merendar, mientras sus padres trabajan. Para el Gobierno, invertir en su alimentación merece G. 419. Sí, cuatrocientos diecinueve guaraníes.

Los funcionarios de dicha cartera explicaron que, al igual que Marcio y su hermana, otros 10.000 chicos dependen de ellos.

El viernes pasado, se debatió que el presupuesto destinado a alimentación para dicho programa sería de G. 1.530.551.275, lo que implica que por año se gastará G. 153.055 por cada Niño, Niña y Adolescente (NNA). La fría división nos lleva a la suma irrisoria de la que ya no cuesta un chicle, mencionado más arriba.

Estos programas buscan brindar una pequeña ayuda para un problema aún más profundo, que por falta de políticas públicas aún existe.

En un país “provida”, ponerle un precio tan insignificante a la ayuda a un menor es cuestionable desde todo punto de vista.

Dejá tu comentario