Columnistas

Faltan médicos y sobran políticos

Hace unos días el país entero lloraba el fallecimiento del pequeño Brunito, un niño que logró conquistar a todo el país, incluso a miles de extranjeros, con su carisma y valentía. El nene necesitaba un trasplante de riñón, lo que afectaba a los otros órganos de su cuerpo. Pero la falta de equipamiento médico agravó la situación del niño, según lo admitió Óscar Franco, director médico del Hospital Central del IPS. “Eso podría haber cambiado la historia. Nosotros no disponemos de eso (recursos necesarios)”, declaró ante la prensa. La realidad es que faltan equipamientos, profesionales y medicamentos en nuestro país.

Dinero público no falta, pero termina en los bolsillos de nuestros corruptos mandatarios. Imaginate, amigo lector, el dinero que despilfarran en los aguinaldos de las sanguijuelas, más conocidos como planilleros. Si no se invierte lo necesario en la salud pública no cambiará nada y seguiremos llorando la perdida de nuestros compatriotas.

Dejá tu comentario