Columnistas

Entonces, ¿cuál es el camino?

Muchos colorados salieron a decir “la violencia no es el camino” luego del incendio en “Colorado Róga”. ¿Cómo se atreven a hablar ellos de violencia? ¿Con qué autoridad moral lo hacen?

Después de décadas de torturas y atropellos a los derechos humanos durante la dictadura de Alfredo Stroessner nunca salieron a pedir perdón por sus actos. No le pidan calma a un pueblo cansado de sus atropellos, porque violencia es lo que los gobernantes ejercen sobre nosotros, violencia es que las escuelas se caigan a pedazos.

Violencia es que no hayan camas y medicamentos en los hospitales, violenta es la manera en que saquean las arcas del Estado de manera sistemática. Violencia es la cantidad de mentiras que nos dicen constantemente sobre las vacunas.

Y los que dicen que “Colorado Róga” es de todos los paraguayos, es una mentira atroz, la gente acude a la caridad de la ANR porque sus miembros no son capaces de garantizar educación, trabajo y vivienda para los ciudadanos.

Violencia es que los paraguayos deban abandonar sus pueblos para venir a buscarse la vida en la capital, por las escasa oportunidades que tienen en sus ciudades. Las reivindicaciones sociales siempre se ganaron en las calles, luchando.

Dejá tu comentario