Extra

Columnistas

En "cinto – nía" con el pueblo

Rodrigo HoudinPor Rodrigo Houdin

Muchos usuarios de las redes sociales expresaron simpatía hacia el senador Paraguayo Cubas por haber increpado a sus pares y llamarlos ladrones. Así también, fue celebrado, viralizado y hasta aparecieron los primeros memes de los cintarazos que le propinó al senador colorado Javier Zacarías Irún.

Paraguayo Cubas es un legislador que acostumbra a valerse de las redes sociales para popularizar sus intervenciones. Esto, de alguna manera lo posicionó como uno de los favoritos de los usuarios de estas plataformas, aunque también tiene detractores.

La manera de increpar, el vocabulario y el lenguaje en general que utiliza el legislador lo hacen encajar en el mundo 2.0, en el que todo esto aporta para posicionar un tema. Sin embargo, la empatía de los ciudadanos hacia él también tiene mucho que ver con la clase política desgastada.

De la mano de las redes sociales e Internet, se ha incrementado de manera considerable el interés de los ciudadanos de todo el país hacia cuestiones que hacen a la política y el Gobierno. Si bien en mayor promedio estas plataformas sirven para actividades de distracción, la gente se informa por medio de ellas y opina.

Personalmente considero inadecuada la manera que tiene Payo de hacer su lucha contra los grupos de poder, aunque su objetivo final de exponer a los impresentables goza de mi respaldo. Él consiguió captar la atención de una ciudadanía cansada de la corrupción de sus autoridades.

Una ciudadanía informada (mediante las redes sociales), cansada de la corrupción y el poder hicieron que este personaje -para muchos desubicado- se gane cierta empatía. El legislador, literalmente, cintareó a un político, situación que antes solo estaba dentro del imaginario colectivo.

Dejá tu comentario