04 mar. 2024

Caen otros dos sospechosos por crimen de la niña de 3 años

Antes ya fueron apresados la madre de la pequeña y un adolescente de 17 años, a quien la mujer habría entregado su hija.

Detenidos-PJC.jpg

Policías de Pedro Juan Caballero apresaron a otros dos sospechosos en el caso.

Dos presuntos involucrados en el crimen de la niña de 3 años de Pedro Juan Caballero, en el Departamento de Amambay, fueron detenidos hoy por la Policía local.

El primero que cayó fue Milciades Javier Cristaldo Mongelós, de 32 años, quien era buscado en el marco de la causa de coacción sexual y abuso sexual en niños. El procedimiento estuvo a cargo de personal del Departamento de Investigación de Homicidios, de la Jefatura Policial local.

El otro es Jorgelino Guanes Benítez, de 28 años, quien se encontraba en el barrio Jardín Aurora de Pedro Juan Caballero. Fue detenido por agentes del Departamento de Investigación de Hechos Punibles, de Amambay, según se informó.

En el marco de la investigación del caso, ya fueron apresados un adolescente de 17 años, a quien se vio en un video de cámara de seguridad, cuando llevaba a la pequeña en brazos, y A. S., de 42 años, la madre de criatura.

Según datos, la nenita habría sido entregada por la mujer, a unos hombres, a cambio de drogas.

El viernes pasado, ella dijo que su hija desapareció de la casa, pero luego se descubrió que en la noche anterior, estuvo en un sitio de venta de drogas, conocido como “boca de fumo”.

Tras las primeras averiguaciones, surgió la información de que la nenita fue ahogada y tirada bajo un puente, pero no se encontró el cuerpo.

Luego, unos vecinos entraron a una casa abandonada, frecuentada por adictos, donde encontraron sin vida a la niña, en medio de una cama.

Los primeros indicios es que la víctima fue asfixiada y también sufrió abuso sexual, de acuerdo a los rastros detectados en sus partes íntimas.

“La niña de 3 años hallada muerta en Pedro Juan Caballero falleció mientras era violada por tres hombres, frente a su madre. Luego bañaron el cadáver para borrar evidencias, según confesó uno de los nuevos detenidos”, dijo en torno al caso el periodista Iván Leguizamón.

El caso provocó indignación generalizada y muchos exigen las máximas penas para los involucrados en el terrible crimen.

Incluso, supuestos internos de una cárcel de nuestro país aparecieron en un video, mostrando armas blancas, de fabricación casera, con las que amenazaron a los asesinos de la niña.