Actualidad

Vivía sola y tuvo que decir adiós a la tumba de su hijo

Dejó amigos y recuerdos para ir a lo de su hermana en Caazapá. Sus dos nietos no se quisieron hacer cargo de ella porque "trabajan".

Con dos ramos de flores y una oración en los labios cubiertos por el tapabocas, se despidió Teófila Galeano viuda de Garcete (83) de la tumba de su único hijo en Encarnación.

Ya no había unión con esa ciudad donde vivió con su hijo hasta sus últimos días. Ayer, con mucho dolor emprendió viaje a Ava’i, Caazapá, para vivir con su hermana.

Le cuidó hasta sus últimos días. Padecía cáncer

“La lógica dice que es al revés, los padres marchan primero hacia el viaje final y son los hijos quienes les dan el adiós para luego llorarlos y extrañarlos siempre”, refirió el corresponsal Narciso Meza.

En el caso particular de Teófila, más conocida como Ña Blanca, la historia cambió su rumbo. Es que a su hijo de 56 años, quien daba todo por ella, le diagnosticaron cáncer.

“En los meses de la enfermedad de Juan Ramón Garcete, fue ella quien secó su sudor y sus lágrimas, y calmó con caricias su dolor”, relató el periodista.

Durante todo ese lapso, esta diminuta y frágil mujer, con su edad y ciertos achaques en los huesos, fue quien cayó y se levantó con su hijo.

Lo grave del caso es que los dos nietos, hijos de Juan, no se hacen cargo de ella por lo que llegó a pasar incluso hambre viviendo sola.

“Su hijo se murió hace un mes y ante su ausencia, tuvo que pagar de su dinero del cobro de la Tercera Edad el alquiler de la piecita donde vivía”, señaló Meza.

Doña Blanca, oriunda de San Juan Bautista, Misiones, en principio se resistió a abandonar el sitio donde quedan los recuerdos, los amigos, la trayectoria y la tumba de su hijo periodista.

Pero fue la salida humana que se encontró. La Gobernación de Itapúa proveyó el vehículo y el chofer.

Nietos están muy ocupados

“Mi abuela se fue a vivir con su hermana porque ella le llamaba y le pedía que vaya a Ava’i, además acá nosotros tenemos muchas cuentas y trabajamos los dos como para estar todos los días con ella” Matías Garcete,nieto de doña Blanca

Dejá tu comentario