Extra

Actualidad

Usan su identidad para pedir G. 100 millones de préstamo

Contador le prometió trabajo, pero usó su fotocopia de cédula. Por culpa de la morosidad figura en Informconf.

Esperanzada en conseguir un trabajo que la ayude a pagar sus estudios de enfermería, Nilda Martínez depositó toda su confianza en un amable hombre que le había prometido darle un puestito. Pasó el tiempo y cayó en cuenta en que la habían estafado.

Francisco Arza, un contador, le pidió su currículum y una fotocopia de cédula. El hombre utilizó el documento para crear una empresa a su nombre en 2012. Con ayuda de una escribana (María del Rosario Romero) lograron pedir préstamos de G. 34 millones y G. 70 millones respectivamente y endeudar a la humilde mujer, que recién se enteró cuatro años después.

“Me llamaron y me dijeron que yo tenía una gran deuda, que tenía que pagar o que pasaría a juicio. Yo me quedé helada. Ahí me di cuenta de lo que pasó. Denuncié el hecho, pero la fiscala anterior no hacía mucho por mi situación”, explicó Nilda. Conforme al paso del tiempo, cada día le es más difícil conseguir trabajo, pues figura en la lista negra de Informconf, aunque actualmente está ad honorem (servicio gratuito) como enfermera en el Hospital de Luque; su mayor sueño es poder limpiar su nombre.

“Estas personas destruyeron mi vida y me siguen causando muchísimo daño”

Dos imputados

“No soy deudora. Soy una víctima de lo fácil que es aceptar un documento sin que esté aunque sea el original, en este caso mi cédula por ejemplo”, lamentó la joven.

Sobre el caso, el fiscal Federico Leguizamón explicó que ya imputó a Arza y a Romero por producción de documentos no auténticos, aunque no están presos. “Mediante un peritaje se supo que las firmas eran falsas”, dijo.

Leguizamón mencionó que lastimosamente no hay cifras de cuántas personas sufren este hecho punible, porque las denuncias se realizan en diferentes Fiscalías, pero por lo general se informa del caso para la adquisición de un nuevo chip o algún electrodomésticos.

El director del Empleo, Enrique López, explicó a EXTRA que ya se contactó con la afectada y tiene cita para el martes que viene en la oficina, para ver qué solución se le puede dar.

Casos parecidos: Embaucadores eran de confianza

Junio 2017: Romina Nancy Bogado (30) quedó presa por producción de documento no auténtico y abuso de identidad. La mujer supuestamente usó la cédula de una amiga para solicitar préstamos por valor de aproximadamente G. 40.000.000.

Mayo 2018: Gisselle Concepción Insfrán (22) llegó hasta una financiera en San Lorenzo, con la intención de sacar un préstamo de G. 3.500.000, usando una cédula ajena. Los funcionarios del local se dieron cuenta y llamaron a la policía.

Diciembre 2018: Daysi Galeano, de San Lorenzo, informó que perdió su cédula en septiembre de 2017. Un año después se enteró de que una persona sacó celulares de varios comercios y hasta préstamos a su nombre. A medida que pasaban los días se iba enterando de nuevas cuentas que ella jamás solicitó. Una financiera le mostró los documentos de la deuda y la foto de la solicitante, que resultó ser una vecina del barrio, de apellido Cristaldo.

Dejá tu comentario