COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 6820
G 6890
PESO AR
G 30
G 40
REAL
G 1230
G 1330
PESO UY
G 150
G 200
EURO
G 7600
G 7900
YEN
G 40
G 65
clima
15.5º C

Actualidad

Trans tuvo de rehén a un cliente en el motel

El muchacho contrató a una chica y le apareció otra cosa. La dramática situación ocurrió en la calurosa tarde del sábado.

Un sarambi de aquellos armaron un travestido y su “cliente” dentro de un reservado, en la ardiente tarde del sábado.

Al final, la policía tuvo que intervenir y apresar al trans.

Eran como la una de la tarde, cuando una camioneta se metió al Motel denominado Paréntesis, de las calles Santiago Leguizamón casi J.A. Flores del barrio Villa Anita de Ñemby.

En el vehículo se encontraban Juan Pablo Britos González (30) y su cliente Rodrigo G, (32), según refiere un informe policial de la Comisaría 58 Central.

Había sido Rodrigo logró una cita por WhatsApp, según dijo con la que creía era una mujer.

Una vez dentro de la pieza, Rodrigo se dio cuenta de que la chica era un muchachote, quien le exigía el pago anticipado.

Engañado

El cliente dijo sentirse engañado ya que pensó que iba a tener una cita con una mujer y le dijo que no le iba a dar ningún dinero al trabajador sexual. Fue así que supuestamente, el travesti empezó a amenazar a Rodrigo durante 2 horas aproximadamente.

El trabajador sexual consumió casi todo lo que había en el frigobar alcanzado la cuenta más de un millón de guaracas. Rodrigo fue amenazado, debía pagar toda la consumición.

Le dijo que en caso contrario publicaría sus videos de contenido erótico con él, lo subiría a las redes sociales e iba a pasar un papelón.

Rompió parabrisas

Ya para ese entonces los empleados del motel habían pillado que en la pieza había problemas y llamaron a la Comisaría zonal.

Cuando los agentes llegaron encontraron que la camioneta de Rodrigo tenía el parabrisas reventado.

El muchacho les aseguró a los agentes que el travestido lo rompió a golpes, cuando él subió y se encerró en la cabina.

El joven deberá llegar a un acuerdo con los responsables del telo para saldar la deuda según dijeron en la comisaría.

Sextorsión

La fiscal Laura Guillén, de Ñemby, investiga el hecho que fue caratulado como supuesto hecho punible de extorsión, coacción y resistencia al personal policial, cometido por el travestido. Por el momento el trabajador está preso en la comisaría 58 Central.

Dejá tu comentario