COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 7300
G 7450
PESO AR
G 17
G 24
REAL
G 1400
G 1470
PESO UY
G 180
G 250
EURO
G 7400
G 7850
YEN
G 35
G 60
clima
36.5º C

Actualidad

Taxista devolvió 4.000 dólares a un turista: "Estoy muy contento", dijo

Encontró la cartera ajena y volvió a la Terminal de Ciudad del Este. El pasajero le agradeció con cien dólares.

Aldo Aguilera llevaba en su taxi a un turista desde Foz de Yguazú a la terminal de Ciudad del Este, el sábado.

Él estaba un poco apurado porque tenía a un cliente esperándole hacía casi una hora, por eso se retiró lo más rápido que pudo cuando bajó al viajero con sus tres maletas.

Ya había recorrido alrededor de un kilómetro cuando le dio sed y quiso aplacarla con un poco de agua de su termo.

Entonces miró hacia el asiento de atrás y encontró una cartera de hombre, pero decidió ir a buscar primero a su otro pasajero antes de regresar.

Cuando eso ni se imaginaba que estaba transportando un platal. Don Aldo contó que él y el otro cliente se llevaron una gran sorpresa durante el viaje: “Miramos sus documentos y encontramos muchos dólares”.

Se apuró para regresar a la terminal de ómnibus, ya con cierta preocupación: “Yo no le conocía, no sabía si ya se fue”, dijo en contacto con EXTRA. Solo sabía que era un árabe de unos 30 años, residente en Colombia, que venía a visitar Paraguay.

Al llegar se le acercaron unos policías para preguntarle si era él el taxista que estaba buscando el extranjero. “Está desesperado, se fue a buscarte por el centro”, le dijeron a Aldo.

En un abrir y cerrar de ojos, un montón de trabajadores ya estaban ahí, curioseando y tratando de ayudar. Llamaron al taxista que llevó al turista a la zona céntrica, para que regresen a la terminal.

“Yo estoy muy contento porque le encontré y en su mano le entregué; contó (la plata), estaba todo bien y se fue tranquilo”, manifestó. El dinero alcanzaba la suma de 4.000 dólares (más de G. 28 millones).

En señal de agradecimiento, el hombre le dio cien dólares. “Él sintió en su corazón darme”, refirió el trabajador, que está hace 17 o 18 años en la parada número 11.

“Cuando nadie te ve, Dios te ve y lo que uno siembra, uno cosecha”, reflexionó. También recordó que una vez él estuvo en esa situación; dejó por ahí su billetera con mucha plata y le devolvieron.

Dejá tu comentario