Actualidad

Rescatan a tres niños que eran torturados por sus tíos

Uno de ellos era obligado a no subir de peso. Comían solo una vez al día y eran sometidos hasta a la picana eléctrica.

Tres niños brasileños, de 6, 8 y 10 años, fueron rescatados durante un operativo realizado ayer por el juez Elvio Insfrán, en un stud, criadero de caballos, donde eran torturados por sus tíos, una mujer de 26 años y un hombre de aproximadamente 40. El hecho ocurrió en Pedro Juan Caballero.

"Tuvimos conocimiento a través de la comisaría de Ybypé que había dos niños maltratados. Nos fuimos y les rescatamos y constatamos que tenían marcas en todo el cuerpo. Ahí me manifestó uno de los niños que había otro hermano de seis años", contó el juez. Entonces, regresaron al lugar y se encontraron con un adolescente de 15 años, quien corroboró que esos tres niños eran maltratados de forma brutal.

Comentó que posteriormente se comunicó con él el abogado de la familia, a quien le solicitó la entrega del tercer niño. Fue así que el magistrado llevó al pequeño hasta el Juzgado. "Fue inspeccionado y también tenía marcas por todo el cuerpo", refirió Insfrán.

"Eran golpeados constantemente con palos, cable, caños, y también eran sometidos a la picana eléctrica", relató. Los niños manifestaron que sus tíos pidieron permiso a sus padres para traerlos desde Ponta Porá para criarlos en nuestro país. Según manifestaron los niños al juez, no le contaron nada a su mamá porque la tía los amenazaba con que iban a ligar doble si lo hacían.

Los niños comentaron, además, que recibían una sola comida al día: la cena. "También pasaban hambre. Ellos no desayunaban, no almorzaban", lamentó el juez. Incluso uno de ellos recibía fuertes castigos si subía de peso y pasaba los 30 kilos, porque era "guaino".

El pequeño de 11 años tiene dedos rotos con un mazo y el de 6, cortes en la cabeza.

La mujer fue detenida y el hombre, de 40 años, se encuentra prófugo todavía. La causa es investigada por la fiscala Sandra Díaz, quien imputó a la tía. Las criaturas de 8 y de 6 años viven hace un año con la familia, mientras el mayor de ellos, vive hace exactamente un mes.

Los niños actualmente se encuentran bajo resguardo de una familia acogedora, hasta tanto se determine si van a ser repatriados a su país, para ser entregados a sus familiares. "Estamos dando intervención al Consulado para que busque a la familia", apuntó el juez.

Dejá tu comentario