Actualidad

Religiosos anti vacunas: "Dios nos libra de todo"

En templos, observan que la mayoría rechaza las vacunas. Doctor del Ineram manifestó que por su causa se puede retrasar a todos.

Lourdes F. no confía en las vacunas contra el COVID. En su familia decidieron no aplicarle incluso a las personas de edad.

“Yo que tengo un embarazo a término esta semana, tampoco me coloco”, refirió a EXTRA.

Sostuvo que “Dios es el mismo hoy, ayer y siempre y que si confiamos en él, nos libra de todo”.

Si bien muchos evangélicos y católicos respetan el distanciamiento y las vacunas, existe un número importante de religiosos que se muestran en contra.

Mirian Almada de San Lorenzo, sostuvo que en el Centro Familiar de Adoración (CFA) donde acude, la mayoría está en contra de las dosis.

“La razón es que todas las otras vacunas que nos hemos aplicado desde pequeñitos llevaron un buen tiempo para ser elaboradas”, sostuvo.

Comentó que resulta sospechoso que aún no se consigan vacunas contra el Sida o el cáncer pero sí contra el COVID.

No obstante, afirmó que los religiosos se aferran más a la fe que al hombre y su tecnología.

“La iglesia no da una postura a seguir, nosotros decidimos si queremos o no vacunarnos”, refirió.

Crean alarma

Una feligresa de una parroquia de Asunción mencionó que el cura párroco le envió un mensaje contra las vacunas.

“Envía mensajes de wasap a todos diciendo que los que se aplican la vacuna en dos años van a morir y cosas así”, tuiteó María Elisa. Expresó que por este tipo de hechos su mamá se opone a vacunarse.

“Si tienen más adeptos (los anti-vacunas), van a atrasarnos al resto que sí queremos”, refirió por su parte el Dr. Luis Báez, Director Médico del Ineram.

Anuncian 100.000 muertes

El Arzobispo de Asunción, Edmundo Valenzuela, pidió que vuelva la cuarentena total para evitar más muertes por COVID.

“Debemos seguir endeudándonos, porque en este momento es más importante la salud que la economía”, afirmó.

Insistió en que se haga un buen uso del dinero público y adelantó que en los próximos tres meses podrían haber 100.000 muertos.

Por su parte, Ricardo Cano, presidente de la Asociación de Pastores Evangélicos del Paraguay, (APEP), dijo que la vacuna salva vidas.

“La desinformación nos está robando mucha gente. La ciencia de la salud aumentó y para bien, no es obra de Satanás”, destacó. Expresó que las vacunas son como la soga para quien se está ahogando.

Dejá tu comentario