Actualidad

Pobladores de Curuguaty crean comisión garrote para atrapar a motocas ruidosos

Los motociclistas hacen tanto ruido con sus roncadores que no dejan descansar ni a los internados del hospital de la ciudad, denuncian.

Hartos de no poder dormir tranquilos por las noches y de día ni siquiera poder entablar una conversación por el constante ruidazo, los pobladores de Curuguaty (Canindeyú) se organizaron y crearon una "comisión garrote" para frenar a los motocas que arman barullo en las calles con sus roncadores y caños de escape rotos.

En principio, los curuguateños armaron un gran grupo de WhatsApp donde incluso están el gobernador y el intendente. Están juntando firmas para presentar una denuncia grupal por polución sonora a la Fiscalía.

Fernando Florentín, uno de los ciudadanos que encabeza el grupo, contó a EXTRA que si bien la intención general no es acudir a la violencia, hay grupos de sus compueblanos que ya están tan cansados de los ruidos que advierten con agarrar a los motociclistas, garrotearlos y luego entregarlos a la Policía.

"La mayoría de los motociclistas son menores de edad, yo tengo un negocio en el casco urbano de Curuguaty y este tema del ruido ya llenó el vaso. Se manejan en grupos de 5 a 30", señaló Florentín, agregó que no dejan descansar ni a los enfermos del hospital de la ciudad. "Mi hija ya tiene miedo de las explosiones que hacen cada tanto con el escape, parecen disparos", alegó.

Fernando indicó que varios de los motocas no solo son ruidosos, sino que presumiblemente también son delincuentes. "Los mismos padres dicen que no pueden atajarles", comentó.

Dejá tu comentario