Extra

Actualidad

Pilló a su pareja dándole amor a otra y le prendió fuego a la casa

La mujer se puso furiosa y dijo que no se arrepiente de lo que hizo.

Ramona Ávalos tuvo una corazonada en la mañana de ayer. Algo le decía que tenía que ir a la vivienda de su pareja, en el asentamiento Juan Pablo II de Capiibary, San Pedro, ya que la noche anterior el hombre no se fue a dormir con ella, como solía hacerlo. Alzó a su hija y se fue acompañada de su hermana al domicilio de “su amor”, pero se encontró con una desagradable sorpresa cuando pilló al hombre acurrucado con otra mujer.

Tomó coraje y enfrentó al traicionero, pero como él solo le pidió que volviera por donde se fue, agarró un recipiente con aguarrás como para prenderle fuego a la casa.

“Cuando llegué me llamó la atención que el candado estaba llaveado por dentro. Entonces mironeé por un agujero de la pared de madera y le vi que estaba bien abrazadito con otra mujer. Mientras, yo estaba parada con su hija en mis brazos, siendo él mi pareja. Ahí le golpeé la ventana. Ellos mientras tanto estaban bien acurrucaditos”, relató la mujer.

restos del incendio- .jpeg

“Como no me hizo caso les toqué más fuerte y le dije: ‘¿verdad que sos desgraciado?’ Ahí la cosa cambió, su cara se pintó de color amarillo y me dijo: ‘Andate a tu casa, ahí me voy a ir a hablar contigo’, contó Ramona. Añadió que eso fue lo que más le enfureció y se dijo a sí misma que él no iba a aprovechar la casa que ella misma le mandó a construir.

“Me fui a incendiar su casa, llegué a quemar, allá está todo humeante, solo que no llegó a propagarse”, relató. “Él me vio la cara de boba, tenía una vivienda en la que ni él quería entrar porque tenía miedo de que se le caiga encima. Le di las maderas para construir su casa y lo que quedó de su antigua casita ya hice fuego, porque ya ni servía”, aseguró Ramona.

Eran pareja desde hace tres años, ambos tenían casas separadas, pero casi todo el tiempo él se iba a dormir con Ramona. La mujer contó que todo ese tiempo el hombre no la ayudaba para sostener los gastos y que usaba como pretexto sus propias cuentas.

Los dos tenían que ir presos

Ramona y Ariel se acercaron a la comisaría para presentar sus denuncias, pero ambos estaban con fallas y podrían quedar demorados, por lo que el comisario Francisco Gómez les sugirió llegar a un acuerdo. “Yo le detuve a ella, pero voy a estar al lado de un arriero pu...ero Si fuera yo a punta de cuchillo le sacaría a los dos si me hacen algo así”, declaró Emilia Gavilán, vecina del lugar.

Dejá tu comentario