Actualidad

Niños indígenas desean iniciar las clases en un aula sin kupi´i

El Pueblo Qom necesita materiales de construcción para poner en orden su escuela.

Los niños indígenas del Pueblo Qom, del distrito Benjamín Aceval del departamento de Presidente Hayes, anhelan empezar el año escolar con un aula libre de termitas y murciélagos.

Carolina Rojas (39), profesora de la Escuela Básica 13.377 y fundadora del Colegio Nacional Qom Río Verde, manifestó que tienen 150 alumnos que deben de dividirse en pocas aulas, una de ellas se encuentra en pésimas condiciones.

“La Municipalidad nos construyó un aula, estaba previsto 2, pero se intervino y no se realizó. Quedamos con un aula que necesitan mantenimiento urgente. Cuando tenemos 13 o 14 alumnos en un grado ya es difícil porque estamos encimados, además vivimos peleando con las termitas, murciélagos, humedad” manifestó la docente.

La profesora señaló que la Iglesia Metodista había edificado en la comunidad dos capillas, una para los adultos y otra para los niños, pero como los chicos necesitaban un sitio donde estudiar, convirtieron la capillita en un aula de clases. El enorme corazón del pueblo Qom hizo que el número de alumnos aumentara a pesar de no contar con la estructura adecuada.

“El líder Crispín Amarilla nunca cerró las puertas de la escuela. Ellos a través de sus leyes solo permiten que indígenas entren, pero él no es así. Nos rodean dos asentamientos y muchos de los niños estudian acá” dijo la docente.

indigenas (1).jpg
La maestra siempre realiza gestiones para conseguir ayuda a los indígenas.
La maestra siempre realiza gestiones para conseguir ayuda a los indígenas.

Organización

Los chicos del 4° y 8° grado comparten por la mañana el aula que es constantemente fumigada. A la tarde lo hacen los estudiantes del 1°y 2° Año de la Media. Siempre estuvieron apretados e incómodos, pero con la pandemia será imposible que puedan iniciar el año escolar de esa manera.

“Necesitamos dos aulas, pero por lo menos queremos arreglar la que tenemos e instalar un lavatorio para cumplir con las exigencias del Ministerio de Salud. Otro problema es que no tenemos agua de día, solo de noche” señaló.

Un grupo de médicos motoqueiros llamado “Motogrupo Caballeros del Esculapio” visitó la comunidad y les donó un tanque con moto bomba para que los chicos puedan higienizarse las manos y evitar enfermarse.

Los docentes solicitan la donación de ladrillos, cementos, varillas, piedras trituradas. “Necesitamos una base que soporte un tanque de 3000 litros de agua y la guarda para la Moto bomba. Yo me enamoré de la comunidad y lo único que quiero es que tengan un lugar mejor” expresó la maestra.

Los interesados en donar materiales de construcción para las obras o insecticidas para la fumigación contra termitas y murciélagos puede comunicarse con la profesora Carola al (0971) 591-609.

Dejá tu comentario