19 jun. 2024

Niña y agricultor fueron mordidos por víboras

La pequeña fue trasladada desde el Km. 10 Monday, al Hospital Pediátrico “Niños de Acosta Ñu”, en tanto que el hombre evoluciona favorablemente en el centro asistencial de Caaguazú.

Suman y siguen los casos de mordeduras de víboras, donde las principales víctimas son criaturas.

Esta vez una pequeña de 7 años oriunda del Km. 10 Monday, Alto Paraná, fue atacada por una serpiente mientras iba al almacén.

“Estaba yo en la casa descansando y después mi cuñada y su pareja dijeron que se iban a ir a comprar pan para la cena, ella se fue con ellos y después de un ratito ya le vi al novio de mi cuñada que le traía en brazos a mi hija y me dijo que le mordió la víbora, estaba en la calle el animal y no le vio”, relató el papá de la niña al SNT.

La pequeña fue trasladada hasta el Hospital Pediátrico Niños de Acosta Ñu. “Ella está bien, la herida que le produjo la mordedura lo que está siendo tratada, está estabilizada, los médicos me dijeron que le afectó un poco la pierna la mordedura”, explicó.

La niña recibió la dosis de antiofídico en el hospital de la zona, aún así el papá comentó que el dolor fue insoportable. No pudieron identificar qué tipo de reptil fue la que la atacó.

“Apenas aguantaba, uno como papá no quiere ver así a su hijo pero la estamos remando”, indicó.

Con este hecho suman cuatro criaturas las mordidas por serpientes en las últimas semanas.

Otro caso

En Caaguazú, un agricultor también fue mordido por una víbora cuando iba camino a su chacra.

El hombre fue trasladado hasta el hospital distrital de la zona tras el ataque de un “Yarará Hû” en la localidad 2da. Línea, de la Colonia Balanzá.

5322591-Libre-577796188_embed

Don Clemente Amarilla relató que sintió cuando la víbora se abalanzó sobre su pie derecho. Instintivamente alzó la pierna, pero fue alcanzada igual, según contó al portal Caaguazú Noticias Digital.

El hombre apenas llegó a su casa, estaba a punto de desmayarse cuando comentó a sus familiares lo ocurrido y estos lo llevaron hasta el centro asistencial.

Amarilla recibió rápidamente el antiofídico y ahora evoluciona favorablemente.