Actualidad

Marinero despidió con carta a hermano menor donante

"Gracias a él, la vida de una familia entera cambia", dijo beneficiada. Su corazón recibió un adolescente de 15 años.

“Hoy es un día muy duro para mí, me toca despedirme a bordo de un gran hermano”, dijo Rodrigo Daniel Quiñónez Mascareño (24).

Así este joven marinero iniciaba su video de despedida a su hermano Sergio David, quien falleció en un accidente de tránsito y donó sus órganos.

“Como siempre decías, ¿yo piko?, sí hermano, así es, vos fuiste nombrado para estar sentado a la derecha de Dios”, dijo.

El marino dio el emotivo mensaje navegando en aguas argentinas porque “lastimosamente Sanidad ni Migraciones no le autorizaron (volver)”.

El donante, Sergio David (21) de San Antonio quedó con muerte cerebral luego de un accidente de tránsito.

“Tiene una hermosa hija que estaba viviendo con él de 7 años”, dijo Silvina Fretes, su exnovia.

David nunca se expresó en contra de la donación, entonces la familia aceptó su voluntad. Su corazón y sus riñones fueron trasplantados.

fotoefectos.com__final_6689390138558450676_.jpg
Sergio David Quiñónez Mascareño salvó vidas.

Sergio David Quiñónez Mascareño salvó vidas.

Recibió la llamada

Una de las beneficiadas fue Yessica Garcete (33) quien recibió la buena noticia en su celular. Avisó a toda su familia y realizaron el viaje desde Presidente Franco, Alto Paraná, al IPS Central en Asunción.

“Estamos casi sin dormir, después de 2 años y medio de tratamiento ella recibió su trasplante renal”, dijo a EXTRA su hermana, Gianina Garcete.

Agradeció a la familia del donador porque “gracias a él, la vida de una familia entera cambia”.

https://twitter.com/giagarcete/status/1461815358181019649

El fallecido cambió igualmente la vida de un adolescente argentino de 15 años quien recibió su corazón en el hospital de Acosta Ñu y un hombre de 35 años con enfermedad renal en Clínicas.

El Estado cubre gastos

Elsa Escalante, Coordinadora del Instituto Nacional de Ablación y Trasplante (INAT) mencionó que un donante puede cambiar al menos 8 vidas. Comentó que en lo que va del año se hicieron 87 trasplantes, 24 de riñón, 3 de corazón, 46 de córneas y 14 de médula ósea.

El INAT cubre los gastos antes, durante y después del trasplante. “Que la gente no piense que por no tener medios no va a poder acceder al tratamiento”, señaló por su parte Nancy Garay, jefa de Cardiología del Hospital de Acosta Ñu.

Dejá tu comentario