Actualidad

Mamá valé: perdió su trabajo y aprendió a carpir baldíos

Sus hijos de 4 años y de 8 meses la acompañan en su recorrido. Su meta es juntar platita y comprar una desmalezadora propia.

Con paciencia y mucha práctica, Mercedes Borbotte aprendió a usar la desmalezadora y se volvió toda una experta. La joven de 24 años perdió su trabajo en plena pandemia y encontró una nueva oportunidad en la limpieza de baldíos. Con sus hijos de 4 años y de 8 meses sale todos los días de su casa ubicada en el barrio Calle’i de San Lorenzo y recorre Capiatá, Luque, Itá y ciudades aledañas en busca de posibles clientes.

La máquina es prestada y solo cobra el 50%

Mercedita, como la llaman cariñosamente, contó a EXTRA que antes la acompañaba su marido, quien estaba desempleado, pero luego él encontró un nuevo trabajo y entonces le tocó continuar sola.

“La desmalezadora es prestada, un amigo de la familia me había comentado que tenía y comenzamos el negocio, él cobra el 50% de las ganancias”, señaló.

Su sueño es comprar una máquina propia para tener más ingresos, según dijo. “Es la única herramienta que tengo y esa es mi meta en estos momentos, pienso comprar una máquina nueva, por eso estoy buscando más trabajo”, refirió Mercedes.

261763335_187013723638484_3307710640297697075_n (1).mp4

Precio justo

El costo de su servicio es accesible: cobra G. 50 mil dependiendo de la dimensión del terreno y la cantidad de yuyos.

Si el servicio incluye limpieza completa, su precio es de G. 250 mil o más, indicó.

Mercedes contó que luego de comenzar con su emprendimiento quedó embarazada, pero tampoco fue un impedimento para ella porque trabajó hasta casi los nueves meses de la dulce espera.

Cuando el menor de sus hijos cumplió tres meses, Mercedes salió nuevamente a trabajar y, según ella, la maternidad la volvió mucho más fuerte. “Mis hijos son mi inspiración, por ellos lucho todos los días para vestirlos y darles de comer”, expresó la mujer.

Pedidos no paran

Mercedes contó a EXTRA que durante los meses de octubre y noviembre tuvo muchísimos pedidos. Para reservar turno podés llamar o escribir al (0981) 701 740.

Dejá tu comentario